noviembre 24, 2020

¡Independencia o nada, Comuna o nada! El legado de Chávez

por: Edmundo Juan Nogales Arancibia

¿Qué se hizo para sostener un proceso que resiste el sabotaje económico y la guerra mediática frente a la mayor potencia capitalista en el mundo?, esa es una de las preguntas que tenemos que hacernos para conocer un poco la obra de Chávez y estudiar el proyecto de la revolución bolivariana que impulsó hasta su último aliento.

En la lucha por construir socialismo nos mostró la importancia del estudio de la teoría revolucionaria, de aprender de las experiencias de otros procesos y, constantemente, llamó al pueblo a organizarse y estudiar, porque el estudio es la fuente del socialismo; ese fue el motivo por el cual promovió tanto la formación política.

Una de las experiencias que tomó de la historia fue el de la Comuna de Paris (1871) a la cual llamó: “primer ensayo de la revolución socialista de la historia” y fuente de inspiración de la revolución bolivariana.

En el texto venezolano titulado: “El libro rojo del poder popular”, se cita la siguiente reflexión de Marx: “la Comuna tuvo que reconocer desde el primer momento que la clase obrera, al llegar al poder, no puede seguir gobernando con la vieja máquina del Estado; para no perder de nuevo su dominación recién conquistada, la clase obrera tiene, por una parte, que barrer toda la vieja máquina represiva utilizada hasta entonces contra ella, y por otra parte, precaverse contra sus propios diputados, declarándolos a todos, sin excepción, revocables en cualquier momento”.

Justamente de allí salen varios elementos que Chávez desarrolló; y algunas de las enseñanzas que dejó sobre poder popular son:

• Que se tiene que dar mayor poder al pueblo para que decida sobre su destino.

• Que la crítica es necesaria para continuar avanzando

• Que el partido no puede adueñarse de las Comunas, sino que debe impulsarlas y no subsumirlas.

• Que la construcción ideológica y la revolución en la conciencia son esenciales para construir la espiritualidad de la Comuna, que llega a ser más importante que la Comuna en muchos casos.

A partir de diciembre de 2009 fueron aprobadas en Venezuela una serie de normas que tenían el objetivo de profundizar el trabajo de la construcción del poder popular: la ley orgánica del poder popular (2010), la ley orgánica de planificación pública y popular (2010), la ley orgánica de la contraloría social (2010), la ley orgánica del sistema económico comunal (2010), la ley orgánica de las Comunas y la ley orgánica de los Consejos Comunales (2009), que derogó la anterior ley de los Consejos Comunales sancionada el mes de abril de 2006.

En uno de los programas Aló Presidente [1], mientras realizaba una transferencia de info centros indicaba: “…nosotros sólo transferiremos (los info centros) donde haya un alto nivel de organización popular comunitaria y eso tiene que ser un compromiso y un reto para las organizaciones comunitarias…”; esto muestra la intención y fuerte voluntad de impulsar no sólo en discursos la construcción del poder popular, sino que a través de medidas concretas lograr que el pueblo se empodere de aquel proyecto.

Es necesario también resaltar el hecho de que convirtió el propio gabinete en un espacio de debate ideológico donde constantemente exigió que se impulse y ejecute el proyecto de revolución bolivariana. En un ampliado de Consejo de Ministros [2] señaló: “el Consejo Comunal debe ser una célula de un cuerpo mayor que se llama la Comuna, y la formación de comunas es fundamental para que nazca el socialismo… se tiene que transcender lo particular para ir a la agregación y conformar las comunas socialistas”.

Analizando el último trayecto de Chávez, poco antes de las elecciones del 2012, se refería en una entrevista [3] a los objetivos para una nueva gestión: “llegará el día en que este humilde soldado pueda caminar por una calle, pueda saludar y, a lo mejor, que se reduzca no a cero pero casi a cero el tema del papelito y el desespero de un grupo, sobre todo mujeres de los sectores más pobres; entonces tenemos que avanzar en el perfeccionamiento del autogobierno de la Comuna, ahí está la ley de la Comuna, pero no te digo que no hemos avanzado en eso, los bancos comunales han salido de la idea de transferirle poder al pueblo, de forma tal que muchos de esos problemas: que si tengo un familiar enfermo, que si Chávez ‘se me cayó el rancho’, que si esto, que si no tengo trabajo, muchos de esos problemas –no todos– pudieran ser solucionados por el autogobierno. Hacia allá tenemos que ir en el próximo periodo de gobierno: al autogobierno comunal.”

El 20 de octubre, en el primer Consejo de Ministros luego de la victoria en las elecciones presidenciales de 2012, Chávez cuestionó que hasta ese momento la construcción de las comunas solamente era asumida como tema de un sólo ministerio, cuando en realidad debía ser tarea de todos, y expresó que “el espíritu de la Comuna, que en este momento es más importante que la propia Comuna, la cultura comunal” no estaba presente, señalando que el problema era cultural porque no fue asumido como parte de la vida del pueblo, criticando que se le ande poniendo el nombre de socialismo a todo, porque el titulo nos puede engañar y hacer caer en el error de que ya vivimos en el socialismo cuando no es cierto.

Respecto al partido, en una alocución llamada: Aló Presidente “Teórico”, Chávez hizo un fuerte cuestionamiento apoyándose en el fragmento de una carta que envió Pedro Kropotkin, el 4 de marzo de 1920, a Vladimir Lenin, en la cual criticaba lo que comenzó a suceder en la revolución rusa con la apropiación de una elite del partido sobre las comunas:

“…sin la participación de fuerzas locales, sin una organización desde abajo de los campesinos y de los trabajadores por ellos mismos, es imposible el construir una nueva vida”. (“Fíjense la frase que usa el camarada Kropotkin, ¿cuál es esa nueva vida? El Socialismo!) [4]

Continúa Kropotkin: “parecupió que los soviets iban a servir precisamente para cumplir esta función de crear una organización desde abajo. Pero Rusia se ha convertido en una República Soviética sólo de nombre. La Influencia dirigente del ‘partido’ sobre la gente, ‘partido’ que está principalmente constituido por los recién llegados pues los ideólogos comunistas están sobre todo en las grandes ciudades, ha destruido ya la influencia y energía constructiva que tenían los soviets, esa promisoria Institución. En el momento actual, son los comités del partido, y no los soviets, quienes llevan la dirección en Rusia. Y su organización sufre los defectos de toda organización burocrática… Para poder salir de este desorden mantenido, Rusia debe retomar todo el genio creativo de las fuerzas locales de cada comunidad, las que, según yo lo veo, pueden ser un factor en la construcción de la nueva vida. Y cuando más pronto la necesidad de retomar este camino sea comprendida, cuanto mejor será. La gente estará entonces dispuesta y gustosa a aceptar nuevas formas sociales de vida. Si la situación presente continúa, aún la palabra ‘socialismo’ será convertida en una maldición. Esto fue lo que pasó con la concepción de ‘igualdad’ en Francia durante los cuarenta años después de la dirección de los jacobinos.”

El análisis que hizo Chávez en aquella sesión mostraba que tuvieron errores que no fueron subsanados a tiempo y que a la larga llevaron a la caída del régimen soviético, recalcando que nosotros debemos aprender de aquellas experiencias para no caer en las mismas faltas, indicando: “el partido no puede adueñarse de los Consejos Comunales, no lo permitan, el Consejo Comunal no puede ser un apéndice del partido, el partido ayuda –tiene que ayudar–, el partido impulsa –tiene que impulsar–, el partido forma cuadros, los Consejos Comunales no pueden ser apéndices de las alcaldías, de gobernaciones, de ministerios, ni del Presidente, son del pueblo, son creación de las masas, son de ustedes.”

Sin duda el legado de Chávez es un gran aporte a la lucha por el socialismo y una consigna que nos lega nos recordará siempre su lucha: “¡Independencia o nada, Comuna o nada!”


* Edmundo Juan Nogales Arancibia, es abogado, estudiante de la carrera de Ciencia Política y miembro de la Escuela Nacional de Formación Política.

1 Aló Presidente Nro. 354, domingo 21 de marzo de 2010. Acto de transferencia de Info centros en la Biblioteca Nacional.

2 Consejo de Ministros Ampliado, septiembre 2009.

3 Entrevista en el canal Telano, septiembre de 2012.

4 En paréntesis van las intervenciones de Chávez al leer la carta.

Be the first to comment

Deja un comentario