noviembre 28, 2020

Manifiesto de solidaridad con Venezuela

por: Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad

Desde la llegada de gobiernos socialistas al poder en distintos países latinoamericanos, Estados Unidos no ha cesado en aplicar una serie de medidas antidemocráticas, que buscan recuperar el control perdido en los países ahora, antihegemónicos.

La recuperación de la dignidad y soberanía de los países que han rechazado no sólo la imposición de medidas económicas y políticas antipopulares, ha significado para el imperialismo una grave afrenta que lo ha debilitado no sólo regionalmente, también en otros continentes.

La presencia de gobiernos populares que entienden la política como la aplicación de políticas sociales y económicas que empoderan a los sectores tradicionalmente postergados, es para los Estados Unidos un peligro, puesto que afectan su economía, disminuyen su radio de influencia política y se convierten en “agentes” contestatarios a la expansión de su imperio económico ligado siempre con una visión neoliberal extrema.

Los gobiernos adscritos a una visión del Socialismo de Siglo 21 son para el imperialismo los factores de denuncia sobre las políticas que intenta aplicar para el control de las democracias, de ahí que se han expuesta sus tácticas para debilitar a gobiernos que no acatan sus decisiones y no se hallan alienados a su visión política, entendiendo a nuestros países como un espacio para fortalecer sus economías a título de mermar las nuestras.

La política norteamericana intervencionista e injerencista a los largo de este último tiempo ha ido mutando, manteniendo siempre su esencia antidemocrática, en la década de los sesentas invadía países con sus fuerzas militares, en la década de los ochenta los sometía a sus políticas económicas neoliberales estrangulado su desarrollo, ahora aplica mecanismos de desacreditación, debilitamiento de economías, promoviendo que el pueblo se enfrente contra sí mismo, para justificar una intervención y el cambio de gobierno.

Golpe suaves, golpes judiciales, golpes continuados: guerra económica, guerras mediáticas, guerras cibernéticas, son algunos de los recursos políticos que impulsa en los países antihegemónicos en alianza con los sectores de oposición: fuerzas empresariales, políticas y mediáticas, buscando una confrontación civil que atente directamente contra los gobiernos democráticamente elegidos.

Venezuela, la Patria Chavista es uno de los objetivos principales del imperio, el centro antihegemónico más importante y considerado además un símbolo regional en la lucha contra el imperialismo. La Red de Intelectuales por la Defensa de la Humanidad en su capítulo boliviano:

1. Denuncia el atentado constante que el imperio norteamericano realiza contra la hermana Venezuela.

2. Denuncia la aplicación de recursos antidemocráticos para dañar la credibilidad del Compañero Nicolás Maduro.

3. Informa que Venezuela sufre una guerra económica dura que busca debilitar la militancia y resistencia política de los hermanos venezolanos. ·

4. Alertamos a la región que el imperio está aplicando un plan diseñado para no sólo afectar al país hermano de Venezuela, también a Argentina (golpe judicial) y que en la mira están los gobiernos democráticamente elegidos como Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay. ·

5. Advertimos que la derecha se organiza a nivel regional con sus voceros políticos para debilitar a los gobiernos de izquierda que buscan consolidar un nuevo modelo de gobierno que piense primero en los pobres; apoyados con una maquinaria mediática que distorsiona la realidad y promueve el enfrentamiento.

Finalmente, confirmamos que la nueva política imperialista es no sólo debilitar las economías, también la desacreditar a los gobiernos antihegemónicos, aplicando una política que garantiza la paz a cambio de una invasión.

Ciudad de La Paz, 20 de febrero de 2015

Be the first to comment

Deja un comentario