febrero 4, 2023

La verdad sobre la peligrosa deuda externa

por: Rodrigo Meneses

Los alarmantes titulares sobre deuda externa difundidos en diferentes medios de prensa de forma poco creíble buscan desinformar a la población pues de forma parcial y exagerada intentan hacer creer al lector que los niveles de deuda actuales son insostenibles y que las condiciones financieras de las contrataciones son caras por tanto el endeudamiento externo representaría un peligro para la economía nacional.

Al respecto, la sostenibilidad de deuda es medido por la relación Deuda-PIB la cual desde la gestión 2006 se ha mantenido alrededor del 15% lo cual significa que si bien el saldo de la deuda externa creció en las pasadas gestiones el PIB también lo hizo de tal manera que se asegura el repago de la nueva deuda contraída.

Los propios opinadores que se encargan de alarmar innecesariamente a la población reconocen que “El nivel de endeudamiento del país es bastante razonable en relación con el PIB e indudablemente debería mantenerse en esos niveles para que sea sostenible el pago de la deuda”.

En este contexto de crecimiento sostenido y manejo adecuado de la deuda Bolivia ha pasado de estar catalogado como país de ingresos bajos a ingresar en el grupo de países con ingresos medios, con lo cual los organismos internacionales ofertan préstamos en condiciones cada vez menos concesionales.

A pesar de este hecho natural para países que están experimentando un importante crecimiento como Bolivia se puede constatar en el Informe de Deuda Externa del BCB que la tasa de interés promedio de los contratos nuevos asciende a 1.62% la cual es muy similar a la tasa promedio del 2006 por lo que me pregunto ¿dónde se encuentra los créditos elevados que van en desmedro de la economía nacional?

Igualmente se debe cuestionar ¿dónde están los créditos a corto plazo? puesto que el plazo promedio de los créditos contratados asciende a 25 años y que el corto plazo en deuda externa es un año plazo.

De esta manera se puede ver claramente que las condiciones financieras de los contratos de deuda de Bolivia no son caras esto aunado a la sostenibilidad de la deuda existente permite concluir que la deuda externa actual no representa ningún peligro para la economía nacional.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario