diciembre 5, 2020

La prueba de fuego: crecimiento economico

por: Pamela Tarifa Zeballos

Las últimas proyecciones de crecimiento económico 2015 realizadas por organismos internacionales para Bolivia, específicamente la manera en que se han transmitido al público, ha generado en nuestra ciudadanía una aprensión colectiva por hablar de éstas como si fueran símbolo de debilidad y decaimiento.

Me refiero al boletín emitido en el mes pasado por el Fondo Monetario Internacional en el que, de manera general, se hace una proyección de crecimiento económico para nuestro país de 4.3%, porcentaje que ha sido utilizado por algunos analistas económicos y medios de comunicación para crear pánico en la población. Los mismos no sólo dan por definitiva esta proyección sino utilizan el la posibilidad de no recibir el Doble Aguinaldo, para hacer creer a los bolivianos que este porcentaje es pésimo para Bolivia.

En efecto, el Decreto Supremo 1802 de 20 de noviembre de 2013 compromete el pago del Doble Aguinaldo si y sólo si la economía crece en un porcentaje mayor o igual al 4.5%, pero también se debe aclarar que la proyección estimada por el FMI no es para nada definitiva y debemos recordar que en la mayoría de las veces las proyecciones no han reflejado la realidad. En ocasiones, Bolivia ha sorprendido al mundo mostrando un crecimiento mayor a las proyecciones. Un claro ejemplo es la gestión 2013, en la cual el FMI tenía proyectado un crecimiento de 4.8% al inicio y de 5.4% al finalizar la gestión y Bolivia creció a un 6.8%.

Por otro lado, el lanzamiento de esa proyección de crecimiento económico se realizó en un contexto general y reducido. Por qué no mencionar que aún con el 4.3% de crecimiento Bolivia sigue siendo líder entre los países con mayor crecimiento en la región, por qué no mostrar la posición mejorada y positiva en la que se encuentra el país en comparación con los demás países de América del Sur, y sobre todo por qué no hablar acerca de las razones por las que Bolivia refleja tal crecimiento.

Al conversar con algunos ciudadanos de a pie, he descubierto que la gente no entiende bien a qué nos referimos cuando hablamos de crecimiento económico y, tal vez por ese motivo, se asusta cuando observa ese tipo de cifras. El crecimiento económico es el ritmo al que se incrementa la producción de bienes y servicios de una economía, y por tanto su renta, durante un período determinado, en nuestro caso es un año. Existen diferentes formas de medir el crecimiento económico, pero la más común es medir el incremento porcentual del Producto Interno Bruto (PIB).

Entonces, en este marco, es preciso la contextualización de nuestro crecimiento económico, estar al lado de grandes economías como Venezuela, Brasil, Argentina, cuya proyección de crecimiento es de -7%, -1% y -0,3% respectivamente, e incluso economías como Perú, Colombia y Chile, cuya proyección de crecimiento es de 3.8%, 3.4% y 2.7% respectivamente, muestra la extraordinaria posición en la que se encuentra nuestro país con un 4.3 %.

Esa posición es, sin duda, el resultado de la gestión de gobierno que ha dinamizado la demanda interna. Es cierto que Bolivia no puede ser indiferente a la baja del precio del Petróleo, pero también hay que reconocer que no es la primera vez que Bolivia se enfrenta a ese tipo de dificultades. El 2008, el barril de petróleo bajó a $us 30.28 por barril y el 2010 bajó a $us 64.78 el barril, y se mantuvo un promedio de crecimiento del 5.1%. Esto es muestra clara de que Bolivia está diversificando su producción para no depender de los precios de las materias primas. Ahora bien, esta diversificación no es la esperada, claramente lo dijo el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, “El crecimiento se encuentra también en función de la inversión privada”, la misma que no ha sido satisfactoria.

Para finalizar, es preciso que los analistas económicos contextualicen su opinión, para que no caigan en el amarillismo político en el que muchos han caído, es en parte responsabilidad de cada uno de ellos la tranquilidad o el pánico que se genere en la población al lanzar análisis de diferentes temas.

Be the first to comment

Deja un comentario