diciembre 5, 2020

“Cuba jamás ha promocionado el terrorismo ni ha participado de acciones terroristas”

Hemos vivido con bloqueo 57 años y estamos preparados para otros 57, pero es mejor sin bloqueo. Vamos a salir adelante, tengan confianza nuestros amigos.

Tras cruzar el umbral de la puerta de la Embajada de Cuba, como de costumbre, la secretaria nos ofrece un delicioso café mientras esperamos a Benigno Pérez, el embajador. A los pocos segundos éste se nos aproxima y con tono afable nos pregunta por el semanario, nos comenta sobre un libro fotográfico de Fidel que hay sobre una mesa y que acaba de traer de la Isla, dando paso a una amena conversación que se enmarca en los últimos acontecimientos referidos a la histórica Revolución. El cuestionario ha sido elaborado con antelación y se le da a conocer de una vez.

Javier Larraín (JL).- El pasado jueves el diario oficial del Gobierno norteamericano, Registro Federal, oficializó la eliminación de Cuba como un supuesto país patrocinador del terrorismo, ¿qué nos puede decir al respecto?

Benigno Pérez (BP).- Creo que se hizo justicia, Cuba nunca debió estar en esa lista porque jamás ha promocionado el terrorismo ni ha participado de acciones terrorista, sin embargo, sí hemos sido objetivos y víctimas de acciones terroristas cometidas desde territorios de los Estados Unidos y muchas veces también financiadas y organizadas por instituciones y organizaciones de ese país.

El presidente Reagan nos puso en esa lista como parte de sus acciones políticas para combatir, destruir y denigrar a la Revolución Cubana. Ha habido muchas acciones como éstas.

JL. ¿Era un asunto pendiente para avanzar en el diálogo entre ambos países?

BP.- Era uno de los obstáculos que había que saldar en este proceso de conversaciones que tenemos con el gobierno de los Estados Unidos para llegar al restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Otro tema pendiente era que existiera un banco que estuviera dispuesto a que nuestra embajada, o sección de intereses, haga transacciones financieras normales, como las hace cualquier legación. Cuba siempre tuvo acceso a un banco en Washington, desde que las oficinas de intereses de ambos países se abrieron en el año 79, con el gobierno de Carter. Pero, desde hace un año los inspectores de la OFAC, la Oficina de Control de Activos, persiguen a los bancos que permiten nuestras transacciones como consecuencia de estar en la lista de países patrocinadores del terrorismo, así, por miedo, muchos bancos dejaron de hacer transacciones legales con Cuba porque temían que por cometer un error fueran condenados a pagar una megamulta, como pasó con el Paribas (BNP) de Francia el año pasado o el Deutsche Bank alemán.

JL-. Desde su nacimiento la Revolución Cubana fue víctima de casos emblemáticos de terrorismo como el atentado a La Coubre (1960) y, mucho más hacia acá en el tiempo, el bombazo al Hotel Copacabana (1997) que costó la vida al joven italiano Fabio Di Celmo, ¿cuál es el estimado de víctimas a causa de la criminalidad de los grupos anti cubanos del exilio?

BP.- Las cifras existen, Raúl las dijo en la Cumbre de las Américas, son 3.478 muertos y 2.099 mutilados e incapacitados físicamente.

JL.- Sin lugar a dudas uno de los atentado más escabroso de que ha sido víctima Cuba fue el del 6 de octubre de 1976, cuando con dos bombas se hizo estallar en pleno vuelo a un avión de Cubana de Aviación que acabó con la vida de 73 personas. El día miércoles EE.UU. desclasificó un documento en que vincula directamente a Luis Posada Carriles con el crimen, ¿cómo recibe Cuba la noticia?

BP.- Lo que puedo decir es que eso no es noticia, no está en el titular de ningún periódico, porque eso lo sabe todo el mundo, sólo no lo saben los que no lo quieren saber. Lo lamentable de todo esto es que saquen su documento y no pase nada. El señor Posada sigue caminando por las calles de Miami como si no pasara nada. Hay pruebas suficientes y las tiene el gobierno de los EE.UU, de la participación de Posada Carriles, no solamente en el caso del avión que cayó en Barbados, sino en otros crímenes, y lo que debería es actuar.

Si de verdad EE.UU. está comprometido en la lucha contra el terrorismo debería llevar a juicio a ese señor o devolverlo a Venezuela donde está siendo reclamado por las vías legales, ya que estuvo vinculado en crímenes en ese país, incluso llegó a estar preso pero la CIA lo sacó de la cárcel. En fin, todo eso se sabe, nada de esto es nuevo, lo que debería el gobierno de los EE.UU. es hacer algo para que no quede impune y este señor no se muera de viejito y sin condena.

JL.- Recientemente la mayoría republicana se ha impuesto en la Cámara de Representantes de EE.UU. para que continúen las restricciones para que ciudadanos de ese país puedan visitar Cuba, ¿cuánto afecta esta decisión en estos instantes de acercamiento entre La Habana y Washington?

BP.- Tampoco es sorprendente, es parte de este proceso, esperado además. Los republicanos tienen mayoría en las dos cámaras y son dos procesos que van a ir en paralelo hasta un momento, es decir, las conversaciones para el restablecimiento de relaciones diplomáticas y el levantamiento del bloqueo y este tipo de conductas.

Eso es parte del bloqueo, que es una ley, o dos leyes, porque primero fue la Ley Torricelli y después la Ley Helms-Burton, en los años ’90, en la época del señor Clinton.

Sabemos que no solamente estos legisladores de origen cubano van a hacer todo lo posible para torpedear la política del presidente Obama, también habrá republicanos y algunos demócratas. Y es que hay intereses económicos detrás de todo eso. No olvides que en aquel país es legal que las empresas aporten fondos económicos para las campañas electorales, y los senadores o representantes representan no sólo al Estado, sino también a las personas que contribuyen a sus campañas. Entonces, por darte un ejemplo, si un representante o un senador ha sido financiado por un productor agrícola seguramente tomará una posición a favor del levantamiento del bloqueo porque las empresas agrícolas quieren exportar alimento a Cuba.

JL.- Pero, ¿quiénes están a favor y quienes están en contra de estrechar vínculos?

BP.- Aquellos que el comercio con Cuba los perjudique estarán en contra y aquellos que el comercio con Cuba lo beneficia estarán a favor. Así funciona la política en los EE.UU. y esto de votar a favor de las restricciones no nos sorprende, de seguro habrá más medidas como esas. Hay que tener en cuenta que lo que vivimos hoy es un proceso que tratarán de torpedear y por eso, en una entrevista que te di hace unos meses, te dije que lo que se hizo hasta diciembre entre el presidente Obama y Raúl tenía que ser oculto porque de saberse no hubiera sido posible.

JL.- Además de estos parlamentarios republicanos ha habido lobistas de las grandes transnacionales que tuvieron empresas en Cuba hasta el año ‘59 y que levantan la voz a favor del levantamiento del bloqueo pero con la condicionante de que Cuba los indemnice por las expropiaciones de sus empresas. ¿Cuál es la posición de la Revolución en esa materia?

BP.- Pienso que tendremos que sacar cuentas. ¿Cuál es el valor de esas propiedades? Déjenme decir una cosa importante, Cuba nacionalizó propiedades norteamericanas o propiedades de cubanos que después se convirtieron en norteamericanos, pero también nacionalizó propiedades españolas, suizas y con todos los países del mundo resolvió los problemas, con todos. Llegamos a un acuerdo y se pagó lo que había que pagar. Sólo con EE.UU. no se pudo pagar porque fue imposible, incluso se conversó a inicios de la Revolución para, con parte de las ventas de azúcar, proceder a la indemnización y los EE.UU nos quitaron la cuota de compra e impusieron el bloqueo. Nosotros estamos dispuestos a conversar de todo aunque también queremos hablar del bloqueo, la base de Guantánamo y otras cosas más. Y sacaremos cuentas, cuánto valdrían esas propiedades, al precio de hoy, y cuánto han sido los daños que le ha ocasionado a Cuba el bloqueo, a lo mejor nos tienen que dar mucho dinero.

JL.- Hace una semana visitó La Habana la cantante pop Rihanna para grabar un video clip en Centro Habana, también estuvo Beyoncé y actores de Hollywood como Angelina Jolie. ¿Cómo ven ustedes eso? ¿Qué le dicen a los compañeros de izquierda que desde lejos apoyan Cuba y piensan que esa apertura puede minar en términos ideológicos, políticos, a la población cubana?

BP.- El día que tengamos que vivir en una casa de cristal, hasta ahí llegó la Revolución Cubana. Nosotros tenemos que vivir en este mundo, con sus virtudes y sus defectos, y por supuesto estamos como muchos amigos, y tú conoces, actualizando el modelo económico cubano. ¿Cómo es el socialismo? Creo que nadie sabe como es el socialismo, en China hay un socialismo, en Vietnam hay un socialismo, Carlos Marx y Federico Engels desarrollaron un socialismo “teórico”, está el que hizo Lenin en la Unión Soviética, y nosotros estamos haciendo el nuestro, porque no hay duda que teníamos que hacerlo para salvar la Revolución y el socialismo.

Hasta el año ’58 Cuba era el principal destino del turismo norteamericano. Había vuelos con pasajeros, por supuesto en aquella época no había aviones tan grandes, que iban en la noche a fiestar a La Habana, a Tropicana, a cualquier cabaret y regresaban a las tres o cuatro de la mañana. Cuando se nos impuso el bloqueo los norteamericanos fueron impedidos, por su gobierno, de ir a Cuba, a riesgo de una multa. Nosotros queremos que visiten Cuba. Hemos apostado al turismo.

Cuba recibió el año pasado tres millones de turistas y este año, felizmente, la cifra de crecimiento anda por un 15%, en el primer trimestre. Hay un 30 y tanto por ciento de incremento de turistas norteamericanos que todavía no pueden visitarnos y solo pueden hacerlo obteniendo visas bajo licencias educativas, religiosas, etc., cuestión deseada por los trogloditas de la extrema derecha de origen cubano y sus amigos, que quieren continuar con prohibiciones sin comprender que están desfasados en el tiempo y que, como decimos en Cuba, se han quedado “enganchados de la brocha”, es decir, se les ha quitado la escalera y se han quedado enganchado de la brocha.

Que nos visite Rihanna o Beyoncé no es problema, ojalá vayan muchos más y conozcan a Cuba, porque se dicen tantas mentiras sobre nosotros.

Ojalá se levante el bloqueo y que hayan uno, dos, tres millones de turistas norteamericanos en Cuba.

JL.- ¿Puede Cuba recibir esa cantidad de turistas?

BP.- Tenemos que hacer instalaciones para eso. Nuestro turismo que ya llega a tres millones no está preparado porque nadie podía ponerse a preparar para algo que no sabía cuando podía ser.

Cuba requiere crecer a un promedio de 5% durante varios años, para que la economía se recupere. Para lograr ese 5% requiere unos 2.500 millones de inversiones extranjeras anuales, en eso estamos trabajando. Hemos aprobado una ley de inversión extranjera el año pasado que los que conocen de esos temas dicen que es buena y avanzada. Han llegado muchas empresas, tenemos este año una Feria de La Habana, como todos los años, que como va a ser la primera después de este anuncio del futuro deshielo de seguro contará con participación de empresas norteamericanas. Ya han llegado empresarios norteamericanos, junto al gobernador de New York y otras personalidades, en fin, estamos preparados para eso. Hemos vivido con bloqueo 57años y estamos preparados para otros 57, pero es mejor sin bloqueo. Vamos a salir adelante, tengan confianza nuestros amigos.

JL.- Por último, el 14 de junio es un nuevo aniversario del nacimiento del Che Guevara, ¿qué le puedes decir a los lectores de La Época sobre la vigencia de su pensamiento y obra?

BP.- Voy a hablar a título personal o como cubano, no como embajador. El Che para mí es una de las grandes figuras de la humanidad, de toda la historia de la humanidad. Un hombre que no solo murió por sus ideas sino que fue consecuente hasta los últimos minutos de su vida. Y luchó por lo que estamos viviendo hoy en América Latina, lo que en su época, en los ’60, era impensable, porque estos hombres, como dicen de Fidel, ven el futuro, regresan y nos lo cuentan. El Che vio esto porque los grandes hombres son soñadores, con los pies en la tierra -no utópicos-, y creo que por lo que el Che luchó y todo lo que escribió tiene hoy más vigencia que nunca.

JL.- ¿Cómo lo imaginas en el actual contexto de Latinoamérica?

BP.- Ministro de Cuba, Vicepresidente, Ministro de Evo Morales, compartiendo con Correa en Ecuador, con Maduro en Venezuela. Hace poco me preguntaron no del Che sino de Martí y Sandino, y qué pensarían si estuvieran caminando por las calles de La Paz, entonces respondí que serían los hombres más felices del mundo. Pienso que si el Che estuviera hoy vivo sería uno de los hombres más felices del mundo porque -y para los que creen- si está allá arriba mirando, debe decir “por lo que luche hoy se ha materializado”, hecho por otras personas. El Che hoy está en Evo, en Maduro, estuvo en Chávez, en Correa, Daniel, Cristina, creo que está en muchos, hay muchos Che. Como dijo Fidel cuando murió Camilo Cienfuegos: “hay muchos Camilos en el pueblo”; creo que hay muchos Ches en nuestros pueblos.

Be the first to comment

Deja un comentario