noviembre 25, 2020

Autonomías, una potencial trinchera de la oposición

por: Gonzalo Zambrana 

La nueva correlación de fuerzas, resultante de las elecciones, ha establecido un nuevo escenario autonómico que potencialmente puede constituirse en una plataforma de oposición vigorosa y legitima.

Inmediatamente después de las elecciones autonómicas, todos los expertos, politólogos y “analistas”, presurosamente, han correteado por todos los medios de comunicación tratando de publicar sesudas y novedosas interpretaciones, como las que han declarado el fin de los movimientos sociales y la recuperación de la ciudadanía individualizada occidental, hasta quienes, basados en resultados globales, han relativizado algunas contundentes derrotas de las candidaturas masistas, en fin, han habido múltiples interpretaciones y ahora todos los “analistas” se han convertido en “expertos” en temas competenciales y fiscales.

Una vez que se han agotado las interpretaciones poselectorales profesionales es buen momento para mirar con serenidad las perspectivas y los escenarios políticos de las autonomías, toda vez que en cada espacio autonómico queda por hacer una buena gestión y, a los espacios autonómicos opositores además les corresponde establecer un tipo de relacionamiento político con el Gobierno de cara a objetivos políticos partidistas estratégicos.

Félix Patzi, Gobernador de La Paz

Félix Patzi, ex secretario general de la Gobernación de La Paz, es un profesional con capacidades que potencialmente podrían conducir una exitosa gestión pública. Seguramente contará con el apoyo técnico de Revilla y SOLBO, que tiene una amplia experiencia en gestión municipal aunque burocratizada y carente de ideas innovadoras y nula experiencia en el desarrollo departamental.

En lo político, ha mostrado sus dotes de ideólogo, con un discurso que podría considerarse como el único con serias potencialidades de competir contra las propuestas del MAS, por su coherencia interna, pero principalmente porque tiene un fuerte componente dirigido a los indígena originario campesinos y para el establecimiento de puentes ideológicos con sectores urbanos al invalidar las contradicciones entre socialismo y capitalismo, planteando un “comunitarismo” basado en la lógica indígena, como superación ideológica de la lucha entre izquierda y derecha. Esto es sumamente relevante pues, gran parte de su votación se produjo en las urbes de La Paz y El Alto, por lo que, estos segmentos urbanos de “clase media” y/o en movilidad social, pueden ser permeables a su propuesta política de la tercera vía.

En el discurso electoral de Patzi permanentemente se ha observado que su participación en las elecciones a Gobernador es claramente pragmática y oportunista, debido a su evidente vocación presidencialista, repetida por el mismo aunque en forma velada. Su posesión como Gobernador, teatralizada en Ayo Ayo, la tierra de nacimiento de Tupac Katari, ha sido la expresión simbólica de su interés por sustituir a Evo Morales.

Además del fuerte apoyo urbano de La Paz y El Alto, proclive a Revilla y contrario al MAS y permeable o neutro ante su propuesta discursiva, Patzi ha logrado también un importante apoyo en el área rural, pero siempre bajo inventario, pues una cosa es votar contra Felipa Huanca, que expresó la burocratización y abuso del poder de la dirigencia social y, otra cosa es oponerse a Evo Morales.

Por lo anterior, Patzi es un gobernador con una vigorosa fuerza política, que usara la gobernación para su proyección política personal hacia la presidencia; por ello debe hacer una buena gestión pública y debería esperarse que constituya este espacio de gobierno como una punta de lanza de oposición al gobierno y para ello, tempranamente, ha mostrado su autonomismo y de su propio discurso se infiere que sus caballos de batalla serán la oposición a la aprobación del Estatuto Autonómico de La Paz y el Pacto Fiscal.

Sin embargo, enfrentará la difícil tarea de equilibrar sus acciones, entre sus aspiraciones presidencialistas, que deben expresarse en una clara oposición al gobierno para demostrar, en los hechos (lo que hasta ahora ha estado expresando en su discurso), la obsolescencia e insuficiencia del MAS y su necesidad de coordinar efectivamente con el Gobierno Central, como única posibilidad de complementar los reducidos recursos de la Gobernación, especialmente para proyectos de gran magnitud. No se debe olvidar que además cuenta con una Asamblea Departamental de mayoría masista

Adrián Oliva, Gobernador de Tarija

Adrián Oliva, es un personaje vinculado a destacados organismos internacionales de acción del imperialismo, ha viajado por muchos países del mundo reivindicando el liberalismo y desprestigiando al Gobierno de Bolivia y, asimismo, a todo el proceso revolucionario bolivariano. Es un protagonista central de las nuevas formas de intervención de los Estados Unidos, por lo que tiene, como ningún otro, el apoyo imperial para constituirse en líder de una nueva generación de la derecha boliviana.

Su campaña ha mostrado un total pragmatismo en discurso y acción pues con una facilidad notable ha migrado de sus acostumbradas posiciones conservadoras secantes, a posiciones populistas, y se ha aliado con Luis Alfaro, un campesino exmasista que aún se declara evista.

Por ello, de manera similar a Patzi y quizás por las mismas vocaciones, proyecciones e intereses políticos, debe hacer una buena gestión en la gobernación de Tarija que está saliendo de una gestión fuertemente cuestionada a pesar de la gran cantidad de recursos disponibles. En la segunda vuelta de votación ha tenido una diferencia muy fuerte que le da un apoyo social relevante. Naturalmente usará este escenario para su proyección política como opositor al gobierno y para ello, sin lugar a dudas, manejará el discurso de la profundización de las autonomías cuyo tema más claro y relevante es el Pacto Fiscal.

Soledad Chapetón, Alcaldesa de El Alto

Soledad Chapetón es la alcaldesa que tiene los mayores desafíos políticos y de gestión pública pues ha sido elegida por una votación tan contundente que le ha permitido enfrentar exitosamente el primer paro de algunos sectores de las juntas vecinales, demostrando el desprestigio que han alcanzado algunos dirigentes de estas organizaciones sociales por su burocratismo, prebendalismo y corrupción. El doble desafío de Chapetón se expresa, por una parte, en la necesidad de desmantelar el poder político y prebendal de las dirigencias de los principales grupos organizados de El Alto, como la FEJUVE y los gremiales que tempranamente le han amenazado y declarado la guerra, y por otra, en la difícil y urgente tarea de establecer una sólida institucionalidad en el Gobierno Municipal, en tanto el legado institucional de los anteriores alcaldes es prácticamente inservible.

Desde una mirada política, Soledad Chapetón se constituye en la punta de lanza de la acción política del dueño de partido, Samuel Doria Medina, quien ha hecho todos los esfuerzos para fortalecer las capacidades de Chapetón, propiciándole incluso una serie de visitas a importantes ciudades de nuestra región para ver algunas experiencias exitosas de gestión municipal. Entonces, Doria Medina hará todos los esfuerzos para procurar un trabajo exitosa en este municipio que le permita capitalizarla en favor de su partido. Para ello tiene la ventaja inicial del desprestigio de las poderosas dirigencias alteñas que dependiendo de sus acciones y recomposición pueden ser un factor altamente coadyuvante para su administración o, por el contrario, pueden promover su derrota.

Luis Revilla, Alcalde de La Paz

Luis Revilla, aun sin acciones de impacto relevante en su gestión, ha logrado un triunfo sólido respecto al candidato del MAS, incluso de mayor magnitud que en su anterior elección, logrando un Concejo Municipal mayoritario que le asegura total viabilidad política a su gestión. Las acciones más importantes de su plan de gobierno hablan de convertir a La Paz en una Ciudad Inteligente (Smart City), que es el cliché de moda como tantos otros que han pasado sin pena ni gloria, sin lograr ninguna proyección de desarrollo municipal, y por otra parte, propone librar a La Paz de la violencia, sin haberse visto ninguna señal de política pública en este tema en su pasada gestión, particularmente en la participación social que es la acción más destacada en cuanto a seguridad ciudadana, pues equipamientos como módulos policiales, cámaras, vehículos, etc. no han resuelto problemática de inseguridad; es de esperarse que la gestión de esta temática sea efectiva pues al estar identificada como una prioridad por toda la ciudadanía le podría dar grandes réditos políticos y sociales.

En las elecciones nacionales, Revilla ha sido tentado a ser el candidato alternativo a Evo Morales, pero declinó inteligentemente a esta oferta, pues no existía posibilidad alguna de que Evo fuera derrotado en esas elecciones. Sin embargo, el edil tiene claro que en el futuro será una alternativa muy seria para reemplazar al líder del MAS por lo que su perspectiva política también le exigirá la necesidad de una exitosa gestión municipal como plataforma de su futura candidatura presidencial y, para ello, como pocas instituciones públicas, ha consolidado un plantel técnico, joven y estable, aunque burocratizado y carente de ideas innovadoras. Por las razones políticas anotadas se esperaría que Revilla efectúe un relanzamiento innovador de sus políticas municipales para sustentar sus perspectivas políticas presidenciales. Desde el punto de vista discursivo, aunque en alguna oportunidad se reclama de izquierda, ha mostrado su pragmatismo al establecer indiferenciadamente buenas relaciones con Costas, Patzi e incluso Doria Medina.

Rubén Costas, Gobernador de Santa Cruz

Rubén Costas, Gobernador reelecto por Santa Cruz, ha tenido un triunfo tan importante que le ha permitido contar con una clara mayoría en la Asamblea Departamental, a costa del MAS que ha reducido su presencia a la mitad.

A Costas nunca se le ha visto como un candidato nacional ni con el interés de serlo, sin embargo es el Gobernador que con mayor claridad se ha enfrentado al Gobierno en base a un discurso autonomista invariable; su propuesta de una distribución 50-50 de los recursos entre el gobierno central y los gobiernos autonómicos, aunque parece sencilla, ha sido muy bien pensada no tanto desde el punto de vista técnico sino desde el punto de vista político, pues es una propuesta discursiva que permitiría aglutinar en torno a ella al conjunto de alcaldes y gobernadores opositores; esta propuesta se basa en la seguridad de que no se puede efectuar una redistribución de recursos entre las diferentes entidades territoriales autonómicas del país porque, aun con el noble argumento de la equidad, para incrementar el presupuesto de algún territorio se tendría que reducir el de otro y ni siquiera Tarija aceptaría reducir sus recursos, por tanto la única opción es reducir al Gobierno Central, lo cual va en consonancia con el modelo autonomista de Costas (en otros tiempos separatista).

Con los resultados de las elecciones Costas se ha mostrado Fiscal en base a su propuesta de 50-50 y, como señal de su “autonomismo extremo”, ha comunicado la creación de una instancia departamental de Impuestos, quizás con el sano propósito de administrar más eficientemente los impuestos departamentales establecidos en las normas o quizás para profundizar su autonomía.

Conclusiones

• La nueva correlación de fuerzas, resultante de las elecciones, ha establecido un nuevo escenario autonómico que potencialmente puede constituirse en una plataforma de oposición vigorosa y legitima, desplazando los escenarios de la lucha política de la caricaturesca oposición de la Asamblea Legislativa hacia los espacios autonómicos.

• Esto estará en función de las capacidades de las nuevas autoridades de oposición para equilibrar entre sus acciones políticas opositoras y su necesidad de articularse con el Gobierno Central, para asegurar su apoyo en políticas de desarrollo que solo pueden ser efectivizadas en forma conjunta.

• De acuerdo a las fases de la propuesta técnica para el Pacto Fiscal, aprobadas por el Concejo Nacional de Autonomías, la discusión de este tema será el escenario de las acciones políticas de la oposición que con seguridad centrará sus posiciones en la reducción de los recursos del gobierno central y la reasignación a las entidades territoriales autonómicas y a la reclamada reducción de las competencias administrativas del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

• La discusión del Pacto Fiscal debe ser conducida en base a los mandatos constitucionales sobre el carácter territorial del desarrollo por lo que no se pueden canalizar las discusiones del Pacto Fiscal hacia la redistribución de las asignaciones de los recursos nacionales.

• Es evidente que la atención de los servicios básicos a la población debe ser realizada adecuadamente por los niveles de gobierno más cercanos a la población, como la atención de los servicios de recolección de basura por parte de los Gobiernos Municipales, pero también es evidente que existen aspectos de política pública nacionales que por su carácter estructural, van más allá de la mayor o menor disponibilidad de recursos financieros en las entidades territoriales autonómicas.

• Por todo ello, es necesario situar la discusión sobre la profundización de las autonomías en una perspectiva constitucional y operativizar el tratamiento de temas como el Pacto Fiscal en definiciones más precisas sobre sus alcances políticos, y la forma como las autonomías, que no deben ser entendidas como un valor intrínseco (como quieren hacer creer los ideólogos de la neoliberal “participación popular”), serán el instrumento para la transformación integral y el desarrollo del Estado Plurinacional, de lo contrario se terminará en el juego neoliberal que se centra en la distribución y el buen uso de los recursos financieros, dejando el modelo y las expectativas de desarrollo en manos del mercado.


* Economista.

Be the first to comment

Deja un comentario