diciembre 1, 2020

Visitas

Además de presentar su último libro: Comunidad, Socialismo y Estado Plurinacional, el vicepresidente Álvaro García Linera llevó a Chile un mensaje de hermandad, al reivindicar nuestra demanda marítima. No se trata de una posición de nacionalismo chauvinista, sino de una necesidad histórica que debe ser respondida para acercar más a estos dos pueblos en pos de una verdadera integración regional.

El mensaje fue aplaudido. Los estudiantes chilenos, conocidos por su espíritu de lucha en pos de lograr una mejor educación, hicieron explícito su apoyo a la causa boliviana coreando “mar para Bolivia” y “somos hermanos”. Alegra saber que la visita hizo permitió visibilizar estos lazos de amistad.

El Vicepresidente también expuso los logros del gobierno en los últimos años. La “incorporación ideológica del adversario” y el impulso de un “modelo de modernización” exitoso fueron dos de los puntos explicados detalladamente durante una jornada académica en la mayor casa de estudios del país vecino, la Universidad de Chile. Esperamos que ese diálogo enriquezca e inspire a esa juventud que lucha por un mundo post capitalista.

Acá, en el Estado Plurinacional de Bolivia, nos preparamos para recibir la visita del papa Francisco. A pesar de ser un Estado laico la población no católica de nuestro país ya ha reaccionado de diversas formas ante la noticia, nadie ha quedado indiferente. Desde la venta de poleras en contra de la Iglesia hasta la veta de puestos y sillas en la calle para poder ver en primera fila al máximo representante del Vaticano.

Mientras le preparamos un mate y un pastel de coca con las mejores hojas de todos los rincones del país, recordamos que la visita del papa Francisco está exenta de todo contenido político. Esto por si la oposición política al gobierno espera algún tipo de milagro. Los problemas de Bolivia no requieren intervención divina. Es más, con el descubrimiento del nuevo pozo en Santa Cruz puede que estos se resuelvan con un poco de voluntad política, como la que será necesaria para la reestructuración del Tribunal Supremo Electoral.

Con todo, parece ser que la hospitalidad está a la orden del día.

Be the first to comment

Deja un comentario