noviembre 24, 2020

El Juicio al Plan Cóndor en Italia

por: Nila Heredia Miranda

Una de las importantes fases del plan habría consistido en la realización de operativos de eliminación de izquierdistas en varios países.

Han debido pasar cerca de 40 años para que se proceda a enjuiciar sobre hechos ocurridos por los autores del Plan Cóndor en Bolivia y las dictaduras de los países del Cono Sur, juicio que está siendo realizado por decisión del Estado Italiano desde el 12 de febrero en Roma. En éste están siendo imputados en primera instancia 33 antiguos miembros de las Juntas Militares de Bolivia (2), Chile (11), Perú (4) y Uruguay (16) por la muerte y desaparición de ciudadanos italianos en la Operación Cóndor.

En el caso boliviano los imputados son Luis García Meza y Luis Arce Gómez [1], por la desaparición del militante revolucionario Luis Stamponi Corinaldesi [2], quien fuera entregado a las autoridades argentinas el 15 de octubre de 1976. También se ha informado de la muerte en tortura de Nicolás Salvador Dorza Caballero, argentino desaparecido durante la dictadura del Gral. Banzer y cuyos datos recién serán recuperados.

El Plan Cóndor

La Operación o Plan Cóndor fue el plan concertado entre las dictaduras, a cargo de la inteligencia y coordinación de los servicios de seguridad, militares del Cono Sur –Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia– en la década del ‘70.

Al parecer, es la dictadura chilena de Augusto Pinochet que, a poco de realizado el golpe de Estado contra Salvador Allende (1973), reúne a sus homónimos en el nivel de responsables de inteligencia y Fuerzas Armadas para desarrollar las actividades bajo la intervención directa del Cnel. de inteligencia chileno Manuel Contreras.

En representación de Bolivia habría asistido el Cnel. Carlos Mena, miembro de las FF.AA. que, junto con el Cnel. Rafael Loayza, eran, después del Ministro del Interior, altos miembros de la represión boliviana, actuando directamente en ella.

En septiembre de 1976, el Departamento de Defensa de EE.UU. deja constancia en un documento de que “Cóndor es el código dado a una persecución de izquierdistas, comunistas y marxistas en el Cono Sur. Está recientemente establecida la cooperación entre la inteligencia de esos países para eliminar a los marxistas activos en los países miembros. Se ha reportado que Chile es el centro de las operaciones”.

Una de las importantes fases del Plan Cóndor habría consistido en la realización de operativos de eliminación de izquierdistas en otros países que no fueran precisamente los del Plan Cóndor: por ejemplo, asesinatos en suelo norteamericano y europeo.

La articulación en Bolivia

El año 1976 viajaron a nuestro país policías chilenos, a quienes se les entregó cinco militantes de izquierda del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de origen chileno; a fines del mismo año también fue entregado Julio Valladares Garoca, de la misma organización.

Con la Argentina la situación fue similar, aunque la presencia de miembros de la represión de aquel país fue más evidente y prolongada en el tiempo.

En julio de 1976, después del golpe de Estado argentino, se intensificó la búsqueda, prisión, muerte y desaparición de las direcciones políticas del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP-PRT) y Montoneros, procediendo a intensificar la búsqueda de dirigentes de otros países, o que siendo argentinos pudieran encontrarse en otros países. Para este efecto se trasladaron a Bolivia en búsqueda de Luis Stamponi y Enrique Lucas, entre otros.

Graciela Rutilo, quien había sido apresada en abril de 1976 junto a su hija Carla Rutilo Artes –de solo 9 meses de edad–, es una de las primeras en ser interrogada y condicionada a la devolución de su niña si ella delataba o daba rastros de su compañero Enrique Lucas, de origen uruguayo. Después de varias sesiones de interrogatorio y tortura es entregada, junto a su hija, a la policía represiva argentina, el 28 de agosto de 1976. Graciela se encuentra aún desaparecida en tanto que Carlita fue recuperada por su abuela Matilde Artes, después de estar casi ocho años en manos de uno de los jefes de la prisión Automotores Orletti de Buenos Aires.

Paralelamente, el 28 de septiembre de 1976 es capturado en Llallagua Luis Stamponi, “Gerardo”, dirigente del Partido Revolucionario de los Trabajadores de Bolivia (PRTB-ELN). Cruelmente torturado es entregado, junto con Óscar Gonzales –argentino de padres bolivianos y militante de la misma organización–, en Villazón-La Quiaca –frontera argentina–, a los organismos represivos argentinos, siendo desaparecidos hasta la fecha.

39 años después

El proceso judicial que busca sancionar a los culpables de estos y otros crímenes se lleva a cabo en Roma y ha contado con las declaraciones de Nila Heredia, Victoria Fernández, apresada junto a Stamponi, y Edmir Espinoza, última persona en verle antes de ser trasladado a la Argentina. También declaró, en calidad de historiador, el Embajador de Bolivia en Perú, Gustavo Rodríguez Ostria.

El Juicio al Plan Cóndor es el primer proceso que se lleva a cabo sobre esta materia en Europa, escenario en el cual también se realizaron algunas acciones criminales del Plan Cóndor, como el atentado contra el dirigente democristiano chileno Bernardo Leighton, realizado en la capital italiana el 6 de octubre de 1975.

Particular importancia tuvieron los actos en homenaje a la familia Stamponi, realizados en los pueblos de Ancona y Ossio, de donde son oriundos. Allí participaron parte de la delegación boliviana y Enriqueta Stamponi, prima de Luis y querellante en la causa. La actividad sirvió para recordar a Mafalda Corinaldesi, madre de Luis, también detenida y desaparecida por las fuerzas dictatoriales argentinas mientras buscaba a su hijo en Buenos Aires.


* Dra. Nila Heredia Miranda, es presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional (ASOFAMD). Militante del PRTB/ELN, compañera de Luis Stamponi Corinaldesi, querellante en el juicio el Plan Cóndor en Italia y testimoniante en la Argentina.

1 Luis García Meza dirigió el golpe de Estado del 17 de julio de 1980 y presidió Bolivia hasta agosto de 1981. Luis Arce Gómez, responsable de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Bolivia, estuvo a cargo del manejo de los grupos paramilitares antes y durante el golpe de Estado del 17 de julio. Fue ministro del Interior de los gobiernos de la dictadura entre 1980 y 1982. Ambos se encuentran cumpliendo una sanción de 30 años de prisión, sin derecho a indulto, por hechos contrarios a la integridad, la economía y la política exterior del Estado boliviano y actos lesivos a los derechos humanos.

2 Luis Stamponi Corinaldesi, amigo de Ernesto “Che” Guevara, quien lo menciona en su Diario de Campaña, nació en Punta Alta, Argentina, en 1935. Fue militante de Palabra Obrera que, el año 1964, junto a Ángel Bengochea (de línea trostkysta), decide apoyar y adoptar la estrategia cubana, para lo cual Stamponi colabora con la guerrilla de Masetti en el norte argentino, cayendo preso en la Quiaca, en 1964, cuando trasportaba un número importante de armas. Posteriormente vuelve a Cuba y en 1969 decide su incorporación al Ejército de Liberación Nacional (ELN), dirigido por Inti Peredo. Combatiente destacado, formó parte del Estado Mayor del ELN y, luego, del Partido Revolucionario de los Trabajadores de Bolivia (PRTB- ELN), convirtiéndose en uno de los dirigentes de mayor importancia por su formación política y militar, disciplina, conducta, entereza, ética, lealtad, solidaridad.

Be the first to comment

Deja un comentario