diciembre 2, 2020

Bolívar y Chávez: Constructores de la patria grande

Fue el primero en mover la aguja que estaba fija. La inclinó hacia el pueblo y pagó todos los costos, dio todo –hasta su vida–, y su desaparición física es la prueba de que aquello de “querer perpetuarse en el poder” era una mera especulación que reproducían los medios opositores, representantes de la oligarquía vetusta que imperaba en la región. Sin embargo, lo que él realmente quería que se afirmara, que se prolongara y se desarrollara, era la aguja señalando hacia abajo. Hacia los que menos tienen. Él fue y es Hugo Chávez.

Con motivo de celebrarse 61 años de su nacimiento, diferentes países de América Latina y el mundo se unen a la ola de actividades realizadas para homenajearlo. En el caso de Bolivia, este jueves 30 de julio se realizó, en el Hall de la Vicepresidencia, un conversatorio denominado “Vigencia del pensamiento de Bolívar y Chávez en el actual proceso de integración de América Latina”, que contó con la participación del General boliviano e historiador, Edwin de La Fuente, el Ministro de Minería, César Navarro y la Embajadora de Venezuela, Cris González.

Con un auditorio lleno, el encuentro se planteó poner de manifiesto los cambios significativos que vivió América en dos tiempos diferentes, liderada por dos venezolanos diferentes: El Libertador Simón Bolívar y el Comandante Hugo Chávez.

El intercambio se inició con la ponencia del General boliviano Edwin de La Fuente, quien refirió que, en el marco de los actuales procesos revolucionarios de nuestra América “la doctrina de Bolívar va a ser un norte que va a iluminar todos los procesos revolucionarios en el tiempo, la grandeza de su visión debemos aplicarla hoy en nuestra realidad”.

De la Fuente destacó además que la unidad latinoamericana que soñó Bolívar fue y es necesaria no solo por el hecho de unirnos, sino porque es la mejor forma de enfrentar las amenazas que se ciernen sobre la región: “Las amenazas hoy en día tienen diferentes matices, diferentes caras, hoy las estrategias del imperio son tan magníficas que podemos estar conviviendo con el enemigo sin notarlo. Por eso es imperativa la unidad de nuestros líderes y el último discurso del Presidente Correa en Ecuador, lo que hace es alertarnos de esas amenazas”.

Para la Embajadora Cris González, el legado del Comandante se podría dividir en dos aspectos, el nacional y el internacional. La diplomática destacó que en el ámbito nacional, cuando Chávez encabeza la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, lo que está planteando es “terminar con un sistema opresor que bajo el dibujo de una democracia representativa, pretendía que los venezolanos siguiéramos sumidos en la peor crisis de nuestra historia, siendo un país que reposaba sobre miles y miles de barriles de petróleo”.

En el libro “Mi primera vida”, del periodista español Ignacio Ramonet, Chávez explica que fue su paso por la cárcel de Yare en el céntrico estado Miranda de Venezuela, luego de la rebelión del 4F, el lugar en el que se consagró al estudio, la reflexión y el análisis de la realidad nacional e internacional.

“En Yare (la cárcel) publicamos, en julio de 1992, una propuesta sencilla pero programática, titulada: ‘Cómo salir de este laberinto’. Era una propuesta surgida al calor del debate. Salió en forma de un periodiquito de una hoja, El correo bolivariano se llamaba, un periodiquito volante. (…) Entre otras cosas proponíamos que se convocase a un Foro Nacional. Porque nuestro objetivo político seguía siendo la formación de un frente cívico – militar, con la inclusión de otros sectores políticos y de otras fuerzas sociales. Los militares no debíamos actuar solos”.

De esta cárcel salió a recorrer todos los confines patrios, reivindicando predicamentos libertarios y justicieros que fueron compartidos por vastos sectores de la población. Para llevar a cabo su programa popular al poder funda entonces, junto con un calificado grupo de armas, el Movimiento V República.

González aseguró que una vez en el poder, el segundo acto determinante de Chávez a lo interno del país fue la propuesta de una nueva constitución que le “permitiera transformar las reglas, el orden constituido y revertir todo lo que pasaba en ese momento para a partir de allí construir un proyecto de país entre todos y todas”.

La derrota de la abstención activa, producto de estructuras anquilosadas en las instituciones del país, es otro punto a favor del Comandante Eterno. Asimismo, las Leyes Habilitantes “que afectaban el bolsillo del gran capital, amenazaban al latifundista”, pero a su vez, “rescataron para el pueblo venezolano la propiedad de las riquezas y redistribuyeron las riquezas en el país”, acotó la Embajadora.

Estos cambios terminaron por hacer explotar un golpe de Estado el 11 de abril de 2002, pero además significó uno “de los golpes más demoledores que pudo haber sufrido cualquiera de las economías de nuestros países”, el paro petrolero que dejó pérdidas para el país de más de 15 mil millones de dólares.

Este golpe también fue vencido por la Revolución y dio paso a una profunda restructuración de la arquitectura financiera nacional, así como a la empresa petrolera del Estado que pasó a manos de los trabajadores patriotas.

En el área internacional, González destacó que “a través de un nuevo engranaje político se crea Petrocaribe, al ALBA, Unasur y Celac que van a dar forma al pensamiento bolivariano”. Asimismo, “las grandes Misiones que han encabezado Cuba y Venezuela, han sido posibles a partir de esta nueva concepción de solidaridad”.

Como Bolívar, Chávez logró conjugar con sus escritos y pensamientos los lineamientos necesarios para hacer frente al sistema opresor del imperio que acecha a los países progresistas.

El Ministro de Minería del ejecutivo boliviano, César Navarro, aportó una mirada internacional de la figura de Chávez indicando que “después del derrumbe de la Unión Soviética, nos plantea la multipolaridad, y esa multipolaridad ya es una constitución económica, social, territorial que tiene su propia disputa en las economías y los mercados mundiales”.

Señaló Navarro que “el Alba ha logrado articular, a la cabeza de Cuba y Venezuela, todo un proceso interesante de países que en un criterio muy personal, es la base para la creación de la UNASUR”.

Para finalizar, Navarro explicó que “este aún no es el paraíso terrenal, no es el modelo perfecto que no existe, sino que son importantes experiencias políticas y revolucionarias que vamos construyendo juntos. (…) Creo que Bolívar y Chávez son dos hombres que trascendieron la historia, pero fundamentalmente son dos hombres que fueron los arquitectos del momento político que vivieron”.


Colección de libros “Por aquí pasó Chávez”

Al final de la actividad se anunció por parte de la Embajadora de Venezuela el lanzamiento de la serie de libros “Por aquí pasó Chávez”, editados por esa Misión Diplomática. Se trata de una colección portátil que será presentada en la Feria del Libro de Bolivia y consta de 7 títulos a saber: “Las verdades que oculta la prensa”, “Palabras antiimperialistas”, “Un brazalete tricolor”, “El libro azul”, “La Revolución Bolivariana ante la ONU”, “Hugo Chávez Frías: un hombre, un pueblo” y la “Ley Plan de la Patria: Segundo plan socialista de desarrollo económico y socialista de la nación 2013 – 2019”.

Este compilado de documentos recoge el legado del Comandante Supremo, expresado a través de sus pensamientos, acciones e ideario para construir un mundo multicéntrico y pluripolar.

Be the first to comment

Deja un comentario