diciembre 4, 2020

Fidel

por: Rudy López González

¿Cómo hablar de Fidel? ¿Cómo describirlo? Me ha tocado hacer esta columna hablando sobre aquel guerrillero que marcó a la América Latina a mediados del siglo pasado. Pero lograr definirlo o plasmar lo que pienso de él en palabras me tomaría la vida entera..

Su nombre nunca me fue ajeno, fue parte de las conversaciones cotidianas de mi familia y amigos en aquellos años 90, cuando la moral de los revolucionarios se desplomaba estrepitosamente con el mismo peso con el cual caía el muro de Berlín y se iban disolviendo los socialismos reales. En esa pequeña Isla de la dignidad seguía un pueblo en pie y que se negaba a ser participe del “fin de la historia”. En aquellos momentos, Fidel decía que se quedaron solos, pero que resistirían. La revolución que brindó luz a toda la izquierda de un continente en los 60, nos daba un pequeño motivo para no desistir, para no dar descanso a los puños..

No hablaré de lo que inspira en mí Fidel o la revolución cubana, hablaré de los que fueron inspirados por él, de lo que su lucha generó más allá de la Sierra Maestra..

Para 1960 la izquierda en el continente no existía sino en proclamas y pequeños partidos, los cuales más que desmoralizados, veían el triunfo de sus ideales como un imposible. Para la época, Latinoamérica era fuertemente influenciada (además de la notable injerencia) por el bloque occidental. El sistema de industrialización por sustitución de importaciones (ISI) imperaba y hacía efectivo el avance del capitalismo en la región. La Revolución Cubana irrumpe en el esquema de equilibrio y sometimiento que la región vivía en aquellos años inspirando sobre todo a los jóvenes que llevaban en su interior la semilla de rebeldía..

Jóvenes como Miguel Enríquez en Chile, líder de la guerrilla urbana del MIR. Así como el Raúl Sendic en Uruguay, militante tupamaro. Roberto Santucho en Argentina, miembro del Ejercito Revolucionario del Pueblo. En Venezuela inspira la fundación de poblaciones enteras y la creación de la Liga Socialista, con nombres como Jorge Antonio Rodríguez o Fernando Soto Rojas. Tantos son los nombres y los movimientos que nacen desde 1960 y que dejaron el grito en la historia buscando un mejor futuro para su pueblo..

Me atrevo a decir que gracias a Fidel Castro nace el Che Guevara, aquel guerrillero que no conoció fronteras dando lucha tanto en Cuba como en África y que quiso cambiar nuestra América desde su corazón..

Fidel, desde aquel asalto al Cuartel Moncada, simbolizó más que un grito de libertad o un llamado a levantarse. Gracias a su visión en la defensa de lo más pobres al llevar ayuda humanitaria a países y pueblos necesitados, su nombre es sinónimo de solidaridad. El énfasis en la educación que logró posicionar a Cuba como potencia médica reconocida a nivel mundial, pero también en diversas áreas del conocimiento. El mayor logro de la revolución fue saber que el conocimiento es el verdadero cambio necesario y no la mejora de infraestructura u optimizar los índices económicos..

Tres fueron las revoluciones que marcaron a este continente durante el siglo XX, la revolución mexicana de 1910, la revolución boliviana de 1952 y la revolución cubana de 1959. Sólo una fue determinante para el continente hasta nuestros días..Fidel Castro es sinónimo de América. Uno de los grandes legados de este continente a la historia de la humanidad..


.* Analista internacional.

Be the first to comment

Deja un comentario