diciembre 4, 2020

Haydée Tamara Bunke Bider (1937-1967)

Nace en Buenos Aires el 19 de noviembre de 1937. Hija de Nadja Bider y Erich Bunke, ambos comunistas, que tuvieron que refugiarse en Argentina, en 1935, huyendo de la persecución nazi.

Se formó en un colegio alemán y a sus 14 años regresa con su familia a la República Democrática Alemana para ayudar en su reconstrucción. Una vez allí, se integra a la Juventud Libre Alemana.

Estudió en la Facultad de Letras de la Universidad Humboldt, fue instructora de tiro deportivo y con sólo 18 años comenzó a militar en las filas del Partido Socialista Unificado de Alemania. Pero, no olvida su condición de argentina y con su acordeón canta milongas y tangos al tiempo que mantiene un contacto frecuente con latinoamericanos.

En 1960 conoce al Che mientras servía de traductora a la delegación que le acompañaba. Desde entonces, se crearon fuertes lazos de simpatía entre ambos, lo que le lleva a establecerse en Cuba para contribuir a la defensa de la primera revolución socialista en América.

El 12 de mayo de 1961 llega a la Isla invitada por la Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso. Estudia periodismo en la recién inaugurada Universidad de La Habana, trabaja en el Ministerio de Educación, el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y en la dirección nacional de la Federación de Mujeres Cubanas. Colaboró en jornadas de trabajo voluntario y sus manos se callearon por las faenas agrícolas.

Dos años más tarde comenzó un riguroso entrenamiento operativo para el trabajo de inteligencia, que le capacitaría para cumplir complicadas y arriesgadas misiones. En 1964 partió rumbo a Europa occidental para aprender a transformar su lenguaje y actitudes por los propios de la sociedad burguesa en la que debía desenvolverse. Viajó con documentos y bajo personalidades distintas, Haydée Bider González, Marta Iriarte, Laura Gutiérrez Bauer. Tamara queda atrás y nace Tania, quien luego sería la heroica guerrillera de las selvas de Bolivia.

En octubre de 1964 partió hacia Bolivia, convertida en una etnóloga especializada en arqueología y antropología, con la misión central de preparar la red urbana de un movimiento guerrillero de alcance continental. En enero de 1965 ya había logrado su radicación definitiva y entablado relaciones con importantes personalidades gubernamentales.

En múltiples ocasiones sirvió de enlace urbano a la guerrilla, hasta que fue delatada. A partir de entonces se incorpora a la lucha armada. Le entregan un uniforme de campaña y un fusil M-1, y es destinada a la columna de la retaguardia.

El 31 de agosto de 1967 su columna fue emboscada a causa de una traición, y en medio del combate un disparo la alcanza mientras intentaba cruzar el Vado del Yeso. Su cuerpo inerte es arrastrado por el río.

En 1998 sus restos fueron identificados y trasladados a Santa Clara, Cuba, donde reposan junto a los del Che y demás guerrilleros.

La Época.-

Be the first to comment

Deja un comentario