noviembre 23, 2020

Hoy Bolivia tiene dignidad

por: Edgar Rivero Gallardo

Evo debe continuar porque es trabajador, honesto, tiene autoridad moral, escucha y tiene la capacidad de convertir las demandas populares en programa de gobierno.

La lucha del pueblo nos ha permitido avanzar

Los rasgos que caracterizan al proceso de cambio son: su antiimperialismo, su anticapitalismo, su defensa de la Madre Tierra, impulsados por un bloque social revolucionario compuesto por indígenas originarios campesinos, trabajadores y clases medias de la ciudad y del campo, que nació con el Pacto de Unidad y se amplió con la conformación del CONALCAM.

Las políticas impulsadas a través del gobierno por estos sectores mayoritarios, han ido resolviendo muchas de las carencias más básicas acumuladas históricamente, incluso desde la creación del Estado republicano colonial: se nacionalizaron los recursos naturales y las empresas estratégicas que hoy nos dan sostén económico, mediante la Asamblea Constituyente construimos participativamente una nueva Constitución y nos refundamos como Estado Plurinacional de Bolivia, nadie puede desconocer la impresionante vertebración caminera, se ha dado un crecimiento económico sin precedentes, se impulsa un salto tecnológico como es el Satélite Túpac Katari, se está trabajando en la industrialización y se combate a la corrupción caiga quien caiga.

Ahora Bolivia no sólo es conocida sino respetada en al ámbito internacional, hemos aportado al mundo nuestros principios del Vivir Bien, reconocidos por la comunidad internacional con el tema del agua como derecho humano, los derechos de la Madre Tierra, el ama suwa, ama llulla y ama quella –como principios éticos–, la despenalización del acullico, y se ha tenido la capacidad de entablar la demanda marítima ante La Haya, conformando un equipo jurídico de primera. Los organismos internacionales reconocen los avances en lo económico, en políticas sociales, en la estrategia marítima, etc.

Antes de Evo no se podía concebir que un indio fuera autoridad y menos aún presidente. Hoy existe un imaginario nuevo y nuestros hijos crecerán sabiendo que un indígena, un campesino u obrero, una mujer u hombre sencillo, puede ser presidente o presidenta, y hacer una excelente gestión.

El Vivir Bien como modelo de convivencia social digna

Hay muchas tareas pendientes todavía ya que deben resolverse temas como la diversificación económica para no depender de los hidrocarburos o los minerales, avanzar en la industrialización e implementación de la economía comunitaria para socializar el capital y evitar la concentración en pocas manos, cualificar la producción tanto de alimentos como de manufacturas.

En lo social tenemos pendiente la revolución y transparencia en el sistema judicial, erradicar la informalidad y precariedad laboral, concretar un sistema de salud integral y universal, resolver el tema de la violencia y la delincuencia, sólo como ejemplos.

Son algunos aspectos del nuevo modelo de convivencia social de los que vendría a llamarse el socialismo comunitario, alternativa para Vivir Bien. Ese es nuestro modelo de sociedad y nuestro modelo de país.

Referéndum del 21F

El referéndum del 21 de febrero de 2016, de reforma del artículo 168 de la CPE, para que el President@ y Vicepresident@ puedan ser reelectos/as de manera continua por dos ocasiones, tiene toda la legalidad jurídica y constitucional, y es democrático en tanto la iniciativa o propuesta ha emanado de las organizaciones sociales a través de CONALCAM.

En la próxima cita electoral se disputan dos modelos de país, el de las oligarquías y el de los trabajadores, indígenas y campesinos. Nuestro proyecto no es un gobierno sino una nueva sociedad, la del Vivir Bien, cuyo camino es el socialismo comunitario.

Estamos en pleno proceso de sentar los cimientos y no podemos arriesgar los avances logrados, tampoco volver a los tiempos del neoliberalismo donde los partidos se turnaban en el gobierno a través de la “democracia pactada”, que es lo que la derecha llama “alternancia”. Bolivia ocupaba entonces los primeros lugares como uno de los países más corrupto a nivel mundial, a esos partidos pertenecían Doria Medina y Tuto Quiroga, que se alternaban el poder. ¿Es esa alternancia a la que la derecha quiere volver?

La oposición tiene temor al veredicto popular, a la democracia directa como es la consulta al soberano mediante referéndum.

La historia está hecha por la lucha de los pueblos, por personas de carne y hueso. Creemos que en estos tiempos en que estamos dando importantes avances, Evo y Álvaro son los conductores que garantizan la construcción de las bases firmes de nuestro futuro y de las nuevas generaciones.

Evo debe continuar por que es trabajador, porque se ven y se sienten las transformaciones, porque es honesto y tiene autoridad moral, porque escucha y tiene la capacidad de convertir las demandas en programa de gobierno, es decir que manda obedeciendo al pueblo.

En esta coyuntura es determinante la movilización de todo el pueblo para ganar contundentemente con el Sí, porque debemos defender la Revolución Democrática y Cultural con el Sí Evo.

Todas las organizaciones sociales, los trabajadores, tienen que asumir el reto de derrotar a los que quieren volver al pasado, a los que no quieren los cambios revolucionarios, a los que representan al modelo capitalista neoliberal, a los que están a las órdenes del imperialismo.

El ciclo de los procesos de cambios progresistas, populares y revolucionarios, en América Latina no está concluyendo, a pesar de la victoria de Macri en la Argentina o algunos traspiés que atravesemos. El triunfo del Sí será la respuesta contundente que el capitalismo neoliberal y el imperialismo no podrán revertir.


* Responsable de la Escuela de Formación Política de Santa Cruz.

Be the first to comment

Deja un comentario