noviembre 24, 2020

Vânia Bambirra

Científica política brasileña, graduada por la Universidad Federal de Minas Generales (UFMG) y conocida mayormente en la América de habla castellana –mucho más que en Brasil–, pues la mayor parte de sus libros fueron publicados en esta lengua.

Su madre era católica consagrada y su padre era del Partido Comunista, con tal convicción que entregó todos los bienes de la familia, incluyendo la fortuna de su esposa, como fondo para el partido, y compró cuatro casas para la familia, en la periferia de la ciudad. Por esta razón, su esposa e hijos, a excepción de Vania, odiaban su militancia.

Al lado de intelectuales como Ruy Mauro Marini, André Gunder Frank y Theotonio do Santos, formuló la Teoría de la Dependencia, una interpretación crítica, marxista no-dogmática, de los procesos de reproducción del subdesarrollo en la periferia del capitalismo.

En 1961 se inscribió como voluntaria, junto a un grupo de intelectuales entre los que figuraba Theotonio do Santos, para defender la Revolución Cubana cuando ocurrió el ataque mercenario por Playa Girón.

Participó de la organización revolucionaria Política Obrera (Polop), luchando contra el régimen militar que derrocara a Joao Goulart en 1964.

Después de la victoria de los militares en Brasil se vio obligada a partir al exilio. Primero hacia Chile, donde integró el Centro de Estudios Socio-Económicos (CESO) y, con un grupo de jóvenes marxistas, desarrolló una nueva lectura de Latinoamérica y un instrumental analítico de la realidad que influenció el programa de la Unidad Popular (UP), coalición política que apoyaba a Salvador Allende.

Asimismo, durante los años de la UP, junto a su compatriota Marini, simpatizan, se aproximan y colaboran estrechamente con Miguel Enríquez y la dirección nacional del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Además, asume la dirección de la revista Marxismo y Revolución (1973).

Tras el golpe del Gral. Augusto Pinochet, el 11 de septiembre de 1973, partió para nuevo exilio, esta vez en México, donde comenzó a impartir clases en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y publicó la segunda edición de una de sus obras más importantes: Revolución Cubana. Una interpretación. Allí, además, se tituló de Doctora en Economía, en 1988.

En 1979 regresa amnistiada a Brasil y milita en el Partido Democrático Laborista (PDT).

Ya en 1990 se convierte en profesora titular del departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de Brasilia (UNB).

Desde el 2001 hasta abril de 2002, ejerció como Superintendente de Reestructuración y Modernización Administrativa de la Secretaría de Estado de Administración y Reestructuración del Gobierno del Estado Río de Janeiro.

En entrevista concedida al Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Federal de Santa Catarina (IElA-UFSC) decía que ella: “quería entender el mundo, y era el marxismo, el que daba los instrumentos para eso”.

Falleció el 9 de diciembre del presente año, en Río de Janeiro, dejando al mundo importantes obras como: La revolución cultural y el marxismo (1968); La mujer chilena en la transición al socialismo (1971); Cuba–20 anos de cultura (1983); A teoria marxista da transição e a prática socialista (Brasilia, 1993); Teoría de la dependencia: una anticrítica (México, 1977); O capitalismo dependente latino-americano (IELA, 2013), entre otros.

La Época.-

Be the first to comment

Deja un comentario