octubre 16, 2021

Criminalizando la falsa injerencia de Venezuela en España

El ex presidente Felipe González ha denunciado que PODEMOS es una construcción del Palacio de Miraflores para implantar la Revolución Bolivariana en España.

La historia se repite una vez más. El Partido Popular (PP) pone en más absoluta práctica la teoría del Ministro nazi de Propaganda Joseph Göebebls: “una historia repetida mil veces se convierte en verdad”.

La historia reiterada de que PODEMOS fue financiado por el gobierno de Venezuela mediante la fundación CEPS, pese a que el Tribunal Supremo ya archivó esta causa en enero de 2015 –presentada por el polémico abogado Rodríguez Menendez [1] y la Vicepresidenta del Partido PP, Soraya Sáenz de Santamaría–, volvió hacer una vez más eco de la falsa relación PODEMOS-Venezuela dado el momento clave de la gobernabilidad española; la reunión entre PODEMOS, Ciudadanos y PSOE para conformar un gobierno que finalmente saque del poder ejecutivo al PP.

No es bueno caer en la trampa de seguir defendiendo PODEMOS una jugada de gol que ya ha sido señalada como fuera de juego. El partido continúa, y cómo dijo supuestamente Napoleón, y la “futbólogos” aplicaron esta frase a su campo: “No hay mejor defensa que un buen ataque”.

Problemas de financiamientos

Santamaría cayó en su trampa afirmando que PODEMOS está cometiendo un delito ya que la legislación prohíbe que un partido sea financiado por instituciones políticas de otro país, lo que es considerado como injerencia [2]. Trampa que le puede ir en su contra.

Desenmascarando financiaciones externas al PP, justamente un exembajador mexicano en Cuba, Ricardo Pascoe, afirmó en 2003 [3] como el líder de la Fundación Nacional Cubana-Americana y ex agente de la CIA (Estados Unidos), Jorge Mas Canosa, financió las campañas electorales del PP en 1996 y 2000. Esta financiación se blanqueó con la conformación en Madrid de la Fundación Hispano Cubana fundada por la ultraderecha cubana de Miami y miembros del PP. No solamente el financiamiento externo al PP tuvo como objetivo romper relaciones entre Cuba y España, y en general con toda Europa con la propuesta de Aznar en 1996 de la “Posición Común”, sino también buscaba sus intereses comerciales en suelo español.

El famoso Caso de Sintel. Una filial de Telefónica que el gobierno de Aznar en 1996 vendió a la familia de Mas Canosa por 4.900 millones de antiguas pesetas [4] (cerca de 30 millones de euros) y la llevó a la “quiebra” en 2001 despidiendo a casi 2000 trabajadores. Esto produjo posteriormente una acampada de protesta (Campamento de la Esperanza) en la Avenida Castellana de Madrid durante 6 meses por parte de los trabajadores y sindicatos. Protesta que tuvo su resonancia internacional por el famoso documental “El Efecto Iguazú” [5].

Sobre estas financiaciones de Mas Canosa al PP, también el mismo portavoz de la oposición del Partido Socialista en 1996, Luís Yañez, afirmó en su momento como Mas Canosa financió con su avioneta viajes de Aznar por América Latina o mítines electorales en España [6].

Revolución Bolivariana española

En este juego oscuro y mediático de ataques sin fundamento a PODEMOS, no sólo caen los falsos golpes sobre supuesta financiación externa sino también los vínculos políticos, estrategia más elaborada por el otro actor del bipartidismo histórico español, el PSOE. Líderes históricos como el expresidente Felipe González, cercano a un pacto de gobierno entre PP y PSOE para excluir así a PODEMOS, constantemente ha acusado a éstos de ser dependiente políticamente de Venezuela [7]. Una construcción del Palacio de Miraflores para implantar la Revolución Bolivariana en el Estado español.

Dándole la vuelta de defensa hacia ataque, algo más que evidente hoy día pero que parece que se ha quedado en simples archivos de historia es la financiación internacional, logística, y entrenamiento político que tuvo el PSOE durante la Transición Española, y sus años de gobierno en los 80 y 90, por parte del Partido Socialista Alemán [8] mediante la Fundación Friederich Ebert. Una estrategia para arrebatar poder al Partido Comunista Español, conseguir llegar el PSOE al gobierno, y generar sus líneas de gobierno para convertirse finalmente en un satélite del proyecto europeo alemán que hoy día es más que visible. En definitiva, lo que hoy critica González de supuestamente PODEMOS querer copiar a Venezuela, es lo que hizo su proyecto: una copia de España sobre intereses de Alemania.

Si la élite del bipartidismo considera injerencia una supuesta financiación o entrenamiento de PODEMOS por parte de Venezuela, es hora de atacar e identificar que la verdadera injerencia en la historia actual de España fue de la mafia cubana de Miami (vínculos políticos directos con el mismo gobierno de los Estados Unidos) sobre el PP y de Alemania sobre el PSOE. Dos potencias internacionales, EUA y Alemania, que son parte del reparto del pastel español visible en la crisis de 2008 y que hoy la mayoría de los ciudadanos padecemos sus consecuencias. Eso si es injerencia contra la soberanía nacional.


* Analista internacional.

1 http://www.publico.es/politica/supremo-rechaza-querella-pablo-iglesias.html

2 http://www.elconfidencial.com/espana/2016-04-05/santamaria-delito-venezuela-podemos-iglesias-monedero-

vestrynge_1178907/

3 http://www.diariocordoba.com/noticias/espana/exilio-cubano-financio-aznar-ex-embajador_67892.html

4 http://elpais.com/diario/1996/04/02/economia/828396004_ 850215.html

5 http://www.dailymotion.com/video/xw5vh_el-efecto-iguazu_news

6 http://elpais.com/diario/1996/07/17/espana/837554402_850215.html

7 http://www.14ymedio.com/internacional/Felipe-Gonzalez-vincula-Podemos-chavismo_0_1907209282.html

8 http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-02-28/como-socialismo-aleman-reinvencion-puso-poder-psoe-felipe-gonzalez_1158700/

Be the first to comment

Deja un comentario