enero 9, 2022

Miguel de Cervantes

Nació en Alcalá de Henares, el 29 de septiembre de 1547. Su padre se llamaba Rodrigo de Cervantes y su madre Leonor de Cortinas.

No existen datos precisos sobre sus primeros estudios, pero se presume que pudo haber estudiado en Córdoba, en un colegio de la Compañía de Jesús, ya que en la novela El coloquio de los perros describe un colegio de jesuitas con tal precisión que parece la narración exacta de su propia experiencia estudiantil.

A los diecisiete años era un adolescente tímido y tartamudo.

En 1566 se establece en Madrid y asiste al Estudio de la Villa, y tres años después huye de España tras ser condenado a arresto y amputación de la mano derecha por herir a un tal Antonio de Segura.

En diciembre de 1569, ya en los dominios españoles en Italia y provisto de un certificado de cristiano viejo (sin ascendientes judíos o moros), se enroló como soldado en la compañía de Diego de Urbina.

Participó en la batalla de Lepanto, donde las huestes españolas vencieron a los turcos. En su transcurso recibió tres heridas, una de las cuales inutilizó para siempre su mano izquierda y le valió el apelativo de «el manco de Lepanto» como timbre de gloria.

De regreso a España su goleta se extravió y fue abordada, a la altura de Marsella, por tres corsarios al mando de un albanés renegado de nombre Arnaute Mamí, quien lo hizo su esclavo. Tras varios intentos de fuga fue liberado el 19 de septiembre de 1580. Diez días más tarde llegó a Denia y de ahí a Madrid. Tenía treinta y tres años y había pasado los últimos diez entre la guerra y la prisión.

En 1587 ingresó en la Academia Imitatoria, primer círculo literario madrileño, y ese mismo año fue designado comisario real de abastos (recaudador de especies) para la Armada Invencible. También este destino le fue adverso: en Écija se enfrentó con la Iglesia por su excesivo celo recaudatorio y fue excomulgado, y encarcelado en Castro del Río, en 1592, acusado de vender parte del trigo requisado.

A principios de 1605 apareció en Madrid El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha. Su autor era por entonces un hombre enjuto y delgado, de cincuenta y ocho años. Esta obra ha sido descrita, por innumerables críticos, como la primera novela moderna y una de las mejores de la literatura universal, y ha sido la más editada y traducida, sólo superada por la Santa Biblia.

Murió en Madrid, a causa de una diabetes, el 23 de abril de 1616, y fue enterrado, cumpliendo con sus deseos, en la iglesia del Convento de las Trinitarias Descalzas, congregación que ayudó e hizo de intermediaria para que él y su hermano Rodrigo fueran liberados del cautiverio en Argel.

En su honor, el de William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, la UNESCO declaró el 23 de abril “Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor”.

La Época.-

Sea el primero en opinar

Deja un comentario