octubre 6, 2022

La canción del elegido en tono de Fidel

Siempre que se hace una historia se habla de un viejo, de un niño o de si

Esta podría ser la crónica acerca de un hombre diferente, que tenía la sabiduría de un anciano y la calidez y ternura de un niño, y que al mismo tiempo era, es y será un arquetipo, un modelo de ser humano para quienes profesan la dignidad como acto cotidiano, tan cotidiano como el respirar 40 veces por minuto. Vivir con dignidad y autodeterminación, vivir emancipados de la miseria material y humana, fue el verbo de ese hombre del que quisiéramos merecer al menos ser su sombra.

Pero mi historia es difícil, no voy a hablarles de un hombre común

Cierto es que Fidel era un hombre común, y por eso es tan difícil comprender como un ser como cualquiera de nosotros y nosotras se eleva de la normalidad humana y se forja como uno de los seres más íntegros que ha parido la humanidad, quien además tuvo el albur de compartir su tiempo histórico con otros seres inmensos y de similar talla como el Che, Camilo y en este tiempo el Comandante Chávez.

Hare la historia de un ser de otro mundo de un animal de galaxia, es una historia que tiene que ver con el curso de la vía láctea

Y Fidel se ha convertido en un ser de otro mundo, ya que para él los principios en realidad eran finales, pues no eran consignas abstractas de condensada filosofía, sino hechos, actos cotidianos que señalaban el rumbo de su ser, pensar y finalmente su hacer. Por eso la figura de Fidel se eleva hasta convertirse en la de un animal galáctico, en un ser mítico, extraordinario, que hizo de su pensamiento palabra y acción.

Es una historia enterrada, es sobre un ser de la nada

Porque en su grandeza Fidel nos enseña que finalmente es también humano y que como tal, tiene ciclos y que la vida y la muerte son sólo dos estadios entre la eternidad del tiempo y la nada del espacio, que la vida es un paréntesis en el Pacha, entre el espacio y el tiempo y que por tanto, ese paréntesis ha de ser bien gastado, como diría Lucho Espinal, otra mártir de la liberación.

Nació de una tormenta en el sol de una noche el penúltimo mes

Porque la noche que Fidel nos dejó, esa noche del penúltimo mes, Fidel volvió a nacer para la eternidad, porque dejó de ser un ser vivo para convertirse en alguien que venció a la muerte, porque sus palabras, actos y ejemplos para y hacia los más vilipendiados del planeta, empezaron a coger la dimensión de lo eterno, pues se convierten en la guía del accionar de quienes aman la libertad y luchan contra la injusticia.

Fue de planeta en planeta buscando agua potable

Y en esto Fidel fue un profeta. El como pocos vio que el destino de la humanidad estaba en riesgo porque el capitalismo salvaje estaba destruyendo en décadas lo que la naturaleza se ocupó en producir en millones de años. Los recursos estratégicos que hacen al equilibrio ecológico que deben permitir el vivir bien para la humanidad, fue una de sus más grandes preocupaciones. El agua, los alimentos, el aire puro que sirvan para dignificar la vida del ser humano, fueron temas de su permanente investigación y preocupación.

Quizás buscando la vida, buscando la muerte, eso nunca se sabe

Los más de 600 atentados contra la vida de Fidel, nos muestran el valor y valentía de Fidel para encarar las tareas de su consecuente vida… y que podían provocarle consecuencias de muerte. Sin embargo, y pese a ello, el siguió con su presencia arengando donde pudo llegar, en contra del capitalismo y la dominación imperialista y neocolonial. Para él la muerte era siempre una posibilidad. Lo supo siempre.

Quizás buscando siluetas o algo semejante que fuera adorable o por lo menos querible, besable, amable

Porque las Revoluciones son contradictorias, porque tienen claroscuros, porque implican luchas ideológicas y políticas a veces rudas y violentas, porque las revoluciones como decía el Che, generan severos enfrentamientos para finalmente producir, profundos actos de amor.

El descubrió que las minas del Rey Salomón se hallaban en el cielo y no en el África ardiente como pensaba la gente

El África fue para Fidel un continente al que le prestó mucha atención a lo largo de su vida como Jefe Político y Militar, ya que en varias oportunidades su internacionalismo revolucionario, lo llevó a compartir con esos pueblos que luchaban por su liberación lo mejor que tenía Cuba, sus mejores guerreros y médicos anticoloniales, enseñando además que la riqueza no está en los diamantes, sino en la dignidad de sus habitantes. Mostrando que de nada sirve ser rico si no se tiene dignidad.

Pero las piedras son frías y le interesaban calor y alegría; las joyas no tenían alma solo eran espejos colores brillantes

Fidel en su vida activa y en sus reflexiones, develó con nitidez meridiana, los alcances del capitalismo y su falsa apariencia, sus brillos y sus embustes, y las contradicciones que lleva en su seno, explicando su inviabilidad como proyecto eterno. Fidel desnudó al capitalismo, al imperialismo y al neocolonialismo, mostrando que lo que ofrece, no son más que falsas piedras preciosas.

Y al fin bajó hacia la guerra… perdón quise decir a la tierra

Y Fidel nos muestra que la Tierra toda esta en guerra: guerras frontales, con armas, tanques y aviones, guerras económicas, guerras ambientales, guerras no convencionales, guerras mediáticas. Hoy como nunca en su historia, nos reflexiona Fidel, la humanidad está al borde del holocausto. Fidel nos enseña que el capitalismo es guerra. Y que los revolucionarios comunistas debemos ser constructores de paz, utilizando todos los métodos viables e históricos, para encarar la guerra en la búsqueda de la paz.

Supo la historia de un golpe sintió en su cabeza cristales molidos

Y la decisión de usar la violencia revolucionaria para construir la paz como resultado de la justicia, es y será siempre una decisión difícil, porque parece una contradicción, que se estrella sobre nuestra racionalidad y la hace estallar como cristales molidos

Y comprendió que la guerra era la paz del futuro

Sin embargo, Fidel nos enseña que la paz del futuro, se producirá el día en que la explotación del ser humano y la naturaleza en un sentido depredador capitalista, llegue a su límite y finalmente los pueblos y los hombres y mujeres dignos, decidan hacer la guerra a la bestia que viene destruyendo lo poco de civilización que queda.

Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida

Por eso seguimos las huellas que Fidel, el Che, Camilo, Chávez, Bolívar y de todos los mártires de la revolución continental que nos dejaron, aprendiendo que la revolución no está librada de desviaciones, interpretaciones acomodadas a intereses de clase capitalista, camufladas en los procesos revolucionarios y que la terrible traición siempre viene de adentro. Nos enseñan que el amor por las hermosas transformaciones estructurales puede costarnos la vida. Que nunca debemos descuidar esa posibilidad.

La última vez lo vi irse entre humo y metralla contento y desnudo

En una alocución referida al último aniversario de la Revolución Cubana, vimos un Fidel sereno, firme, diciendo que él y su generación lo dieron todo por la Revolución y que a las nuevas generaciones les tocaba defender lo conquistado. Fue casi una despedida en la que decía que su vida llegaba a su fin. Era casi un anuncio de su partida, en la que animaba a las nuevas generaciones a tener la coherencia y solvencia moral, ética y espiritual de los revolucionarios de la vieja generación. Y parecía que se iba entre humo y metralla, contento y desnudo.

Iba matando canallas con su cañón de futuro

Y así se fue Fidel, matando canallas con su cañón de futuro, de socialismo en transición, de comunismo y sociedad sin clases, sin explotación del ser humano ni de la naturaleza. Su cañón cargado de ética, de sentido histórico, de emancipación, de defensa de valores como la solidaridad, libertad, la soberanía y la autodeterminación, el patriotismo y el internacionalismo revolucionario.

Gracias por tu ejemplo y enseñanzas de vida Fidel.

¡¡¡Hasta la Victoria Siempre!!!

¡¡¡Venceremos!!!

Sea el primero en opinar

Deja un comentario