noviembre 28, 2020

En Oriente el reto es mantener la intensidad del juego

Mantener la intensidad más que solo un tiempo es uno de los objetivos que tiene este nuevo Oriente, que comenzó bien el torneo Clausura con dos triunfos de local, ante Aurora (2-0) y Universitario (2-0). Frente a los chuquisaqueños, los albiverdes fueron agresivos en la ofensiva, pero en la segunda parte se mostraron pasivos y dejaron crecer al rival, un aspecto que el DT Juan Manuel Llop quiere superar, pues el próximo examen será difícil ante Sport Boys, otro de los líderes.

Después del debut que sirvió para entrar en ritmo, ante la ‘U’, los refineros mostraron un juego con mucha dinámica, en la que prevaleció la presión para recuperar rápido el balón y pasar al ataque con mucha gente.

Sin embargo, faltó más claridad y tranquilidad en los últimos metros para tener mejor finalización en las jugadas de mitad de cancha hacia arriba, ya que además de Zeballos y de Yasmani Duk, también se sumaron a la zona ofensiva los volantes Ronaldo Sánchez y Patricio Vidal, que aparecían constantemente cerca o dentro del área.

En la jugada del primer gol de Zeballos, que solo empujó el balón debajo del arco, fue Sánchez quien asistió de cabeza dentro del área tras un centro de Vidal, pero además de los dos también estaban cerca con vocación ofensiva Carlos Áñez, Matías Duffard y Helmut Gutiérrez.

Esa es la idea de Llop, tener mucha gente en el ataque, pero que vuelva rápido cuando el balón lo tenga el rival. En ese ritmo intenso, los refineros aguantaron un tiempo, ya que en la segunda parte el equipo se mostró más relajado, aunque ya estaba arriba con dos goles de ventaja y había que controlar y esperar que Universitario salga para aprovechar los espacios.

Duffard jugó al filo

El rendimiento de Duffard fue importante, pues mostró que además de la intensidad para la marca es un jugador que le gusta pasar al ataque casi siempre, por lo que estuvo cerca de los delanteros cada vez que se presentó la oportunidad.

Sin embargo, el temperamento del volante charrúa lo hizo jugar al filo de la amonestación en todo el encuentro, es más, recibió una amarilla y eso lo condicionó, aunque no aflojó y siguió metiendo fuerte.

El físico será clave

Para tranquilidad de Juan Manuel Llop, los titulares en los dos primeros partidos no tienen problemas físicos y apuntan a su tercer examen, esta vez uno muy difícil, ya que Sport Boys, que es otro de los líderes, se ha mostrado fuerte, sobre todo en la zona ofensiva, pues en dos encuentros ha marcado siete tantos.

El único jugador de Oriente que salió con un golpe fuerte fue el volante argentino Patricio Vidal, aunque no es de gravedad, por lo que su presencia para el lunes frente al Toro, en el estadio Tahuichi, no corre riesgo.

Be the first to comment

Deja un comentario