mayo 6, 2021

Crisis de gobernabilidad en Quillacollo desluce la fiesta de Urkupiña

Cochabamba.- Se agudiza la crisis que vive la Alcaldía de Quillacollo con  el cambio de alcaldes, lo que derivó que, por la ausencia de las autoridades, el clima se torne algo tenso y pierdan brillo las actividades folclóricas, que se prepararon este fin de semana en la última con la promesa a la Virgen de Urkupiña.

En la actividad previa a la fiesta de la integración, que tendrá su culmen a mediados de mes, se pudo notar la ausencia del alcalde suplente, Zacarías Jayta, y también del presidente del Concejo, Víctor Osinaga, quienes habrían adelantado que tenían planificado su participación en esta muestra de las previas a la fiesta de Urkupiña.

De acuerdo con los organizadores del evento, aproximadamente a las  14:30, la imagen de la Virgen que acompaña a las fraternidades folklóricas llegó a las puertas del templo San Idelfonso, en Quillacollo.

En el lugar sólo estaban la vicepresidenta del Concejo Municipal, María Juany Veizaga, y el secretario general del Ejecutivo, Grover Corrales, como autoridades principales.

Corrales justificó la ausencia del actual alcalde, Zacarías Jayta, quien participaba de reuniones en la Gobernación de Cochabamba para acordar si se declarará feriado por la fiesta de Urkupiña.

“Estaba prevista la hora pero hemos tenido un inconveniente, ya está por salir”, adelantó. Sin embargo, el Alcalde suplente no se presentó, argumentaron.

De manera extraoficial, se conoce que personal de inteligencia recomendó a Jayta no asistir para evitar posibles confrontaciones.

Por su parte el exalcalde  Eduardo Mérida, lamentó la ausencia de las autoridades en esta jornada.

“Es una pena que hayan dejado huérfana a la mamita, no ha ingresado por miedo,  pueden nombrar alcaldes a dedo pero tiemblan cuando están frente al soberano”, dijo.

Del último convite participaron 58  fraternidades. Se estima que para el 14 y 15 de agosto más de 50.000 danzarines y  8.000 músicos alegren la entrada folklórica.

Veizaga  reconoció que hubo dificultades en la última fase de la  organización de la festividad por la falta de  personal en el municipio.  En tanto, explicó que Osinaga tenía un pequeño retraso por percances familiares.

Este domingo, la imagen de la Virgen María de Urkupiña  participó de la misa central en la Catedral de Cochabamba y visitó la Casa de los Niños.

El arzobispo Óscar Aparicio pidió a la “mamita” traer consuelo, paz y la bendición a los hogares cochabambinos.

Be the first to comment

Deja un comentario