octubre 25, 2020

Morales: «Debemos esperar unidos el fallo» de la CIJ

Cochabamba.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó el sábado a la unidad a 2 semanas de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya dicte su fallo sobre el juicio marítimo instaurado en 2013 a Chile y en momentos que aflora un clima de política interna a 13meses de las elecciones en su país.

«Debemos esperar unidos el fallo», demandó el mandatario en un mensaje refrendado de tuit luego de llamar, muy temprano en conferencia de prensa, a los expresidentes Carlos Mesa (2003-05) y Jorge Quiroga (2001-02), lo más seguro sus adversarios en las arenas electorales de 2019, al general en retiro Guido Vildoso que restauró la democracia en 1982 tras 18 años de dictadura militar, y al exmandatario (1989-93) y también adversario político Jaime Paz Zamora.

Quiroga fue el primero en escuchar el llamado de Morales.

«Ante la invitación telefónica que recibí la mañana de hoy del Canciller (Diego) Pary, comunico que, como siempre, estaremos presentes en la reunión convocada para el 17-septiembre a las 11 am, en el marco de la política de Estado que siempre respaldaremos», informó en un comunicado público.

Horas más tarde, Mesa informó vía Twitter «como expresidente y vocero de la demanda marítima, asistiré a la reunión del lunes 17 convocada por el presidente».

Escindido del fuego de política interna, por lo demás revesero y nutrido a 5 meses de las primeras primarias y a 13 meses de las elecciones presidenciales en Bolivia, Morales llamó también sin nombrarlos a los excancilleres, en orden cronológico descendente Fernando Huanacuni, David Choquehuanca, Gustavo Fernández, Javier Murillo de la Rocha y Carlos Iturralde a estudiar, en todas sus variantes posibles, el escenario que seguirá al fallo de la CIJ.

«Como siempre compartir opiniones, criterios, pero también escuchar, especialmente a los excancilleres sus sugerencias, sus recomendaciones post fallo, post Haya. Esperamos como siempre compartir con ellos, expresidentes, como también excancilleres esta nueva etapa», mantuvo.

Horas antes el vicepresidente boliviano Alvaro García Linera había llamado también a erigir un clima de unidad «granítica» para encarar el momento crucial en más de un siglo de la política exterior de Bolivia, el principio del nuevo tiempo de la secular reivindicación marítima.

Morales también llamó a su colega chileno Sebastián Piñera a «compartir» esta «nueva historia» de la relación bilateral.

«Yo estoy convencido, hermanos de la prensa, que a partir del 1 de octubre será otra historia con Chile y mi gran deseo es sobre todo cómo acabar con temas pendientes con Chile. Estoy seguro que podemos compartir también con el Presidente Piñera, no dejar temas pendientes para las nuevas generaciones, porque con Chile como países vecinos, hermanos, es tarea hermanarse para toda la vida, entonces no podemos dejar temas pendientes», enfatizó.

Presidentes y cancilleres de Bolivia se encontrarán el lunes en la sede del Ejecutivo boliviano en La Paz a 2 semanas que la CIJ de La Haya enuncie su veredicto tras más de 5 años de proceso por la principal cuestión marítima territorial de la historia de Latinoamérica.

Morales dijo que el pronunciamiento definitivo de la CIJ sobre el secular diferendo boliviano chileno, más menos 7 meses después de los alegatos orales escuchados entre marzo y abril pasados, será seguido por la opinión pública y clase política internacionales.

«Digo, con seguridad porque estamos con la razón, estamos con la verdad y sobre todo estamos con una justicia y sabe el mundo. Felizmente muchos sectores, muchas regiones, están expresidentes, presidentes que acompañan esta demanda y este fallo no solamente va a ser esperado por el pueblo chileno y por el pueblo boliviano, sino por todos los países del mundo», mantuvo.

Bolivia perdió a manos de Chile tras una invasión militar, todo su efectivo costero, 400 km lineales y 120.000 km2 de territorios de desembocadura en el mar Pacífico, en 1879.

Desde entonces y en unos 20 episodios bi y multilaterales La Paz le pidió a Santiago un paso territorial soberano y un pedazo de costa para recuperar su calidad marítima y salir de su condición de país mediterránea.

Piñera mantiene y con más acentuación desde el miércoles cuando la CIJ comunicó que su fallo se conocerá el 1 de octubre, que ceñido al tratado de 1904 que dejó a Bolivia rodeada de tierra, la soberanía territorial de su país no sufrirá mella.

Su canciller, Roberto Ampuero, ha dicho repetidas veces que Chile no cederá ni un centímetro de su territorio soberano.

Chile tiene casi 6.000 km lineales de costa en el Pacífico sur.

La CIJ debe dictar sabiduría sobre el pedido boliviano para que Chile se siente a negociar con Bolivia de buena fe y efecto vinculante la cesión de una salida soberana al mar.

Be the first to comment

Deja un comentario