octubre 27, 2020

Organizaciones sociales se sumarán a vigilias

Cochabamba, La Época.- Bolivia espera con confianza el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la demanda marítima, tanto que ya habla de su retorno al mar, algo que Chile ha prometido durante más de una centuria, las organizaciones sociales en Cochabamba, se sumarán a las vigilias que se han programado con este motivo para el día en que se conocerá el fallo, el lunes 1 de octubre.

El máximo dirigente del MAS en Cochabamba, Grover García, afirmó que “como fuerza social que está identificado con las causas de la patria, es importante sumar esfuerzos para que nos hagamos escuchar no solo en esta parte del país sino para el mundo que nuestra demanda tiene que ser favorable”, enfatizó.

Dijo que “sin exitismos, la reacción popular expresada en preparativos para aguardar la decisión de los jueces, muestra la confianza generalizada de que la sentencia será favorable a Bolivia y de que el camino elegido, sentar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia”.

Remarcó las gestiones y la cautela que toma el gobierno ante un escenario de mucha expectativa y calificó como “una acción acertada pese a todos los contratiempos”, sobre los primeros acercamientos con Chile, hasta que el presidente Evo Morales pateó el tablero de las dilaciones y se decidió por un proceso al vecino que asaltó la propiedad ajena.

Si bien en el plano de la política interna del país se mostró una voluntad única; no dejaron de manifestarse quienes como Víctor Hugo Cárdenas u operadores de Carlos Mesa, Ricardo Paz, y otros más que miserablemente plantearon que al presidente Morales había que apartarlo de aquello de lo que fue el forjador de lo que en poco sabremos qué pasa.

Fueron quienes “contrademandaron” que el presidente Evo ya no continúe a la cabeza de nuestra demanda, puesto que se ha convertido en un obstáculo para la misma. De ahí que una vez más señalaron que el único a destacar en este proceso que ya dura 5 años, es el presidente Evo Morales como “el gestor y principal artífice de la demanda y no hubo nadie más”, recalcó.

A dos semanas de la lectura de la sentencia que emitirá la Corte Internacional de Justicia, quizá el dictamen  más importante que haya aguardado el país en toda su historia, los bolivianos no pueden ni deben estar enfrascados en enfrentamientos electoralistas y tienen, más bien, la obligación de superar siquiera temporalmente sus diferencias y sus ambiciones.

Hoy el presidente volvió a recordar su llamado a la unidad y esperar este fallo con la serenidad y tranquilidad que nos da la certeza de que la historia, el derecho, la justicia, la verdad y la razón están con la causa boliviana. Certeza de un resultado favorable, se ha mantenido preparada para negociar de buena fe y ha reiterado su confianza en la justicia mundial para lograr la solución que espera únicamente por medios pacíficos.

Be the first to comment

Deja un comentario