octubre 26, 2020

Chile minimiza fallo de La Haya, Bolivia extiende su mano

Santiago de Chile-. A todas luces, la decisión del Gobierno de Chile de bajarle el nivel a su delegación ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, expresa un deseo de minimizar el fallo del lunes respecto a Bolivia.

La ausencia de un canciller chileno, por primera vez en muchos años de litigios en la CIJ, anunciada la víspera por el actual ministro de Exteriores, Roberto Ampuerto, obviamente quiere remarcar una diferencia.

A diferencia del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien si se refirió al contencioso que mantiene su país con Chile en La Haya, su homólogo Sebastián Piñera prefirió pasar por alto el asunto en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Chile, por las señales emitidas de la actual administración, se atrincherará en el Palacio de La Moneda y dejará al agente ante la CIJ, Claudio Grossman, que atienda a la prensa y emita sus comentarios en torno al fallo.

Morales, poco antes de partir hacia la ciudad holandesa, señaló que extiende una vez más su mano a Chile para que con el fallo de los jueces del organismo de la ONU el 1 de octubre, se inicie una nueva era de una negociación para un acceso soberano al océano Pacífico.

‘Les extiendo nuevamente la mano de la fraternidad, juntos podemos’, destacó Morales.

La demanda boliviana no puede ni debe ser considerada como un acto inamistoso, sino como una oportunidad que permita a ambas naciones un reencuentro, precisó el jefe de Estado del país del altiplano.

El fallo de la CIJ lo único que hará, a priori, es fijar una postura en torno a la demanda de Bolivia para obligar a Chile a negociar una salida soberana al mar.

En cualquiera de los escenarios, nadie espera que los jueces de la CIJ hagan un pronunciamiento categórico, aunque son evidentes los resquemores en Chile de que puedan sugerir de modo diplomático la necesidad de sentarse a conversar.

El abogado, diplomático y académico chileno José Rodríguez Elizondo se mostró cauteloso en torno al dictamen que se emitirá en La Haya el venidero 1 de octubre. Rodríguez Elizondo se manifestó con cierto escepticismo sobre lo que sucederá el lunes en la CIJ. ‘Soy realista, el fallo es un acertijo, pero difícilmente sea pleno para nosotros’, anotó.

El jurista y otros especialistas chilenos en la materia ven tres opciones posibles en La Haya, la primera decir que Chile está obligado a negociar con Bolivia de buena fe, lo cual sería un triunfo rotundo del país del altiplano.

La segunda apunta a que la CIJ diga que sería razonable y oportuno que Chile se sentara a dialogar con Bolivia; y la tercera que Bolivia no tiene ningún título jurídico para conminar a Chile a conversar.

Sin embargo, la mayoría de los analistas locales descartan la tercera alternativa, porque entraría en franca contradicción con lo postulado por la propia Corte, que aceptó en 2013 la demanda de Bolivia.

‘Consideramos que es más importante estar con el pueblo de Chile, en Chile», declaró Ampuero a su arribo a Washington en visita oficial junto con Piñera.

Bolivia espera un pronunciamiento favorable para obligar a Chile a sentarse a negociar una salida soberana al océano Pacífico, que perdió hace más de un siglo y que fijó nuevos límites en el llamado Tratado de Paz de 1904.

Además de todo lo expuesto, existe otra demanda en La Haya, a instancias der Chile en torno al uso del río Silala, que Bolivia declara como parte de su territorio.

Be the first to comment

Deja un comentario