octubre 20, 2020

Cancillería china revalida rechazo a incursión ilegal de buque EE.UU.

Beijing-.  La Cancillería china revalidó hoy el rechazo a la entrada ilegal de un barco militar de Estados Unidos en aguas jurisdiccionales y enfatizó en que constituye una amenaza a la paz y estabilidad de la región.

Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo en un comunicado que la incursión el domingo pasado del destructor de misiles dirigidos Decatur cerca de los arrecifes e islotes de la isla Nansha es una provocación.

China -acotó- tiene soberanía indiscutible sobre esos territorios y las aguas adyacentes y tomará las medidas pertinentes para proteger su seguridad.

Hua puntualizó que Beijing y los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático trabajan en conjunto porque continúe estable la situación en el mar Meridional, pero las provocaciones de Estados Unidos bajo el pretexto de la libertad de navegación solo amenazan esos esfuerzos.

Finalmente, exigió a Washington corregir y cesar de inmediato tales acciones.

Las declaraciones de Hua revalidan así las del Ministerio chino de Defensa, que más temprano se pronunció en similares términos sobre la nueva entrada de un barco militar norteamericano en aguas de China.

Una nave de la Armada nacional de inmediato identificó al Decatur el domingo y le envió una advertencia para que abandonara el área jurisdiccional.

Este año distintos buques estadounidenses han invadido las aguas del mar Meridional de China y, aparte de las condenas inmediatas por parte de las máximas autoridades de Beijing, el Ejército Popular de Liberación realizó entrenamientos bajo condiciones de guerra en dicho espacio ante la continuidad de esas actividades.

De acuerdo con el Ministerio de Defensa, las maniobras tuvieron como objetivo central reforzar la capacidad combativa de los comandos aéreos y navales con intensos ejercicios por aire, mar y tierra, así como prepararlos mejor para salvaguardar la soberanía y seguridad nacional.

Be the first to comment

Deja un comentario