diciembre 1, 2020

El 61 por ciento de los brasileños rechaza portar armas de fuego

Brasilia-. El 61 por ciento de los brasileños rechaza la propuesta defendida por el presidente electo Jair Bolsonaro de autorizar el porte de armas, según una encuesta publicada hoy.

La tenencia de armas de fuego debe ser prohibida, al representar ‘una amenaza a la vida de otras personas’, consideró el 61 por ciento de los encuestados por la empresa Datafolha.

Con esa cifra, el rechazo al porte de armas creció un seis por ciento frente al anterior estudio realizado en octubre.

En otra interrogante, un 37 por ciento de los entrevistados se expresó a favor de la liberalización de la venta de armas, al estimar que resulta ‘un derecho del ciudadano para poder defenderse’.

La investigación se realizó a dos mil 77 personas de 130 municipios de el país entre el 18 y 19 de diciembre.

Bolsonaro anunció el sábado que pretende impulsar una disposición y garantizar la posesión de armas de fuego para quien no tenga antecedentes criminales.

‘Por decreto pretendemos garantizar la posesión de arma de fuego para el ciudadano sin antecedentes criminales, así como hacer su registro definitivo’, posteó el excapitán del Ejercito en la red social Twitter.

La venta libre de armas fue una de las banderas principales de Bolsonaro durante su campaña electoral.

Poseer armas de fuego en casa es permitido en Brasil si se cumplen los requisitos establecidos por ley.

Entre las obligaciones aparece: ser mayor de 25 años, no tener antecedentes criminales, ni procesos criminales abiertos.

Se debe comprobar que nunca estuvo condenado, demostrar la capacidad técnica y psicológica para el uso del arma, tener ocupación lícita y justificar la necesidad del arma.

Tal posibilidad la aprueba la Policía Federal y solo será válida para la posesión del arma en casa y no para el porte, que implica cargar el aparato fuera del domicilio.

Actualmente Brasil aparece como el país con mayor número de muertes por armas de fuego al sumar 43 mil 200, de acuerdo con un estudio que analizó el periodo comprendido entre 1990 y 2016.

Be the first to comment

Deja un comentario