noviembre 30, 2020

Robo de combustible en México: la tragedia esperada

CIUDAD DE MEXICO-. Una fuga por robo de combustible en un ducto de la petrolera estatal PEMEX derivó en un verdadero infierno y causó la muerte de al menos 73 personas y 75 heridos en Tlahuelilpan, una localidad rural del estado de Hidalgo, 100 kilómetros al norte de la capital mexicana.

El incidente, de proporciones muy superiores a las que suceden con cada vez mayor frecuencia en el país por el robo de carburante, ocurrió a unas semanas de que el presidente Andrés López Obrador lanzara una estrategia contra este delito.

La ofensiva provocó una severa escasez en una decena de estados incluida la ciudad de México.

Después de perforada la tubería, en el kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula, se produjo un chorro de gasolina que salía a borbotones hasta formar una pequeña laguna.

Cientos de personas acudieron formando una especie de hormiguero, con bidones, barriles y otros recipientes para llenarlos y llevárselos a su vivienda.

«Había muchas personas que se acercaban con garrafones, mujeres, niños, adolescentes. Se acercaban a ‘la fuente’ hasta en camionetas para poder cargar. Y empezaron a jugar, a hacer barullo en donde estaba brotando el hidrocarburo», afirmó Roselyn Sánchez, reportera del diario AM Hidalgo.

«Brincaban, se reían y echaban relajo. Se mojaban y les parecía gracioso, mucha gente se estaba mojando con la gasolina», narró la periodista al matutino El Universal.

Pero la fiesta se tornó en tragedia, dos horas después, alrededor de las 19:00 locales (01:00 GMT del sábado), cuando apenas anochecía, luego que se produjo un incendio precisamente en el momento en el cual todavía había una pequeña multitud agolpada en torno al lugar donde fluía el combustible.

Una gigantesca cortina de fuego abrazó a los presentes -entre 600 y 800 personas, según cálculos oficiales- y tiñó de rojo, naranja y amarillo la noche en este paraje solitario mientras se escuchaban gritos, como lo recogieron los videos de personas que se hallaban cerca enviaron por las redes sociales.

Las imágenes de personas envueltas por el fuego corriendo para clamar por auxilio con gritos de terror, difundidas también por la televisión durante los informativos nocturnos, eran verdaderamente estremecedoras y aterrorizantes.

Según se vio en las imágenes transmitidas por diversos medios, la gente corría con la ropa quemada sobre su cuerpo y exhibiendo manchas motas negras en el cuerpo, en la cara, los brazos y las piernas.

Una mujer señaló que había visto personas fumando cerca del área de la fuga, sin ningún tipo de precaución.

«Algunas personas comentaban que habían sido los propios militares los que habían provocado el incendio, porque fue, casi enseguida que ellos se meten, que se prende la toma», dijo la reportera.

Militares y policías llegaron al sitio apenas unos minutos después de que se suscitó la fuga para establecer un cerco, pero este fue roto por cientos de personas que acudían a recoger la gasolina.

El presidente Andrés López Obrador, que acudió al lugar acompañado de sus ministros de Defensa, Marina y Seguridad Pública y del gobernador del estado Omar Fayad, lamentó el incidente y anunció que dio instrucciones «para que se controle el fuego y se atienda a las víctimas».

El llamado «huachicoleo», como se le llama en México al robo de combustible, provoca pérdidas de unos 1.500 millones de dólares cada año en México y poco desde que López Obrador asumió su decisión de combatirlo a fondo.

López Obrador señaló que este episodio no influirá para que el gobierno baje la guardia contra las bandas del crimen organizado que se dedican al robo de combustible, muchas veces apoyados por los propios pobladores.

«Desgraciadamente hay que terminar con esta práctica que llevó a esta tragedia no sólo es en este municipio. Es una práctica que se fue arraigando, que dejo sin alternativas a la gente y se les empujo a llevar a cabo estas actividades con todos los riesgos que implica», indicó.

El robo se ha convertido en una especie de cáncer que corroe las entrañas de Petróleos Mexicanos (PEMEX), minando sus finanzas, por cuanto se estima que expertos y empleados de la compañía estatal están coludidos. (ANSA).

Be the first to comment

Deja un comentario