marzo 5, 2021

Pueblos originarios denuncian amenazas de gobierno de Bolsonaro

Brasilia-. Pueblos originarios brasileños realizan hoy manifestaciones en varias regiones del país para denunciar las crecientes amenazas que sufren en sus territorios por los discursos y acciones del presidente Jair Bolsonaro.

Con el lema Sangre indígena, ninguna gota más, las acciones se realizan en al menos 22 estados y en el Distrito Federal.

Según el portal Rede Brasil Atual, en el exterior también se organizaron actos en Suiza, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Portugal e Irlanda.

Activistas realizaron una manifestación en Londres frente a la Embajada de Brasil para exigir el fin del genocidio indígena en este gigante país sudamericano.

En horas matutinas, indígenas de la etnia Tupinambá cerraron la carretera BR-101, en Ilhéus, en Bahía (nordeste), exigiendo la demarcación de tierras.

Nativos de las etnias Awa, Ka’apor, Guajajara, Tremembé y Gamela marcharon en la unidad federativa de Maranhão hasta la sede estatal del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agrária (Incra), en el municipio de Santa Inés, para presionar por la reactivación de las demarcaciones de tierras.

En Fortaleza (capital del estado de Ceará), indígenas marcharon hasta el Ministerio Público, también en defensa de las demarcaciones.

Por su parte en el estado de Mato Grosso el pueblo Kisedje también se movilizó en la aldea Khikatxi de la Tierra Indígena Wawi, en el este del río Xingu.

Una de las primeras medidas del Gobierno de Bolsonaro fue retirar de la Fundación Nacional del Indio (Funai) las atribuciones relativas a los procesos de identificación y demarcación de tierras indígenas, ahora bajo la responsabilidad del Ministerio de Agricultura.

‘Tal medida es carta blanca a los ruralistas para dictar las reglas sobre demarcación de las tierras indígenas, ya que la titular de la cartera (ministra de Agricultura), Tereza Cristina, representa los intereses del agronegocio’, denuncia en una nota el Consejo Indigenista Misionero.

De acuerdo con la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil la administración de Bolsonaro es la representación máxima de una barbarie continuada de 519 años, que busca expulsar a los indígenas de sus tierras por medio de una política de exterminio, ahora canalizada por el Estado.

Ante tal situación gritan los pueblos originarios: ‘La sangre indígena es la sangre de Brasil y ninguna gota más será derramada’.

Be the first to comment

Deja un comentario