abril 16, 2021

La efervescencia social vuelve a las calles de Chile en marzo

Santiago de Chile-. Marchas feministas, paros sindicales y protestas contra leyes que impulsa el Gobierno de Sebastián Piñera en detrimento del bienestar de las mayorías, anuncian hoy al entrante marzo como un mes de efervescencia social en Chile.

Por un lado, tras la larga pausa vacacional del verano, partidos de oposición comienzan a establecer contactos y coordinar acciones con el objetivo de frenar en el Congreso proyectos que el ejecutivo tiene en cartera y que son considerados como un retroceso en importantes conquistas sociales y laborales.

En esa dirección organizaciones sindicales y estudiantiles ya anunciaron demostraciones contra el alza en los precios del transporte público, en defensa del uso público del agua y contra la privatización de este recurso así como para exigir transformaciones radicales de las entidades administradoras de fondos de pensiones.

Una de las movilizaciones más importantes será un paro convocado desde los primeros días del año para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, por el pujante movimiento feminista chileno, que ya en 2018 estremeció al país con grandes y numerosas manifestaciones.

Dirigentes de plataformas femeninas han expresado reiteradamente que esa fecha será el punto de partida de un fuerte movimiento que se extenderá a lo largo de 2019 y en el cual al calor de las demandas de mayor equidad de las chilenas confluirán amplios sectores sociales.

Ellas contarán con el respaldo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) la mayor organización gremial del país, que convocó para el 7 de marzo una manifestación en defensa de los derechos de las mujeres.

Partidos y organizaciones de izquierda prevén igualmente reactivar el tema de los derechos humanos, con demandas contra los intentos por conferir beneficios carcelarios a quienes cumplen condenas por asesinatos, torturas y desapariciones durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y avanzar en el esclarecimiento de más de mil casos de detenidos desaparecidos que siguen sin ser resueltos.

En reciente entrevista, Lautaro Carmona, secretario general del Partido Comunista, consideró que, además de la denuncia, estas convocatorias constituyen propuestas que interpelan al mundo político, particularmente de la oposición, para asumir posición respecto de varios temas.

Señaló que en el mes en que Sebastián Piñera cumple un año de mandato, esas movilizaciones le salen al paso al Gobierno por las promesas incumplidas, ya que la población no ve mejoras en su calidad de vida o en sus derechos sociales y ciudadanos.

Carmona dijo esperar que todos los partidos de oposición respalden estas movilizaciones que ponen en el centro los derechos del pueblo chileno, y contribuyan desde sus propias posiciones al éxito de las convocatorias y transformar todas esas acciones en una gran tribuna para cuestionar, fiscalizar, criticar y proponer soluciones.

Be the first to comment

Deja un comentario