marzo 7, 2021

Critican en Bolivia a expresidente Mesa por renuncia en 2005

La Paz-. Diputados bolivianos del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) criticaron hoy al expresidente y candidato opositor Carlos Mesa por su renuncia en 2005, en medio de una aguda crisis política, económica y de tensiones sociales.

Para el parlamentario del MAS Franklin Flores, la dimisión de Mesa no fue un acto de valor, sino de ‘cobardía’, cuando decidió renunciar en una difícil situación por la que atravesaba el país, tras las convulsiones sociales durante el segundo mandato de su antecesor Gonzalo Sánchez de Lozada (agosto 2002-octubre de 2003), de quien fue su vicepresidente.

En declaraciones al canal universitario de La Paz, el ahora candidato presidencial de la conservadora alianza Comunidad Ciudadana afirmó que su renuncia al Gobierno ‘fue un acto de valor… Porque el valor más fuerte es decir no voy a hacer algo que contradice los principios fundamentales en los que creo’, esgrimió.

Flores dijo al respecto que Mesa renunció por no querer promulgar la Ley de Hidrocarburos, publicó el periódico Cambio.

Mesa no tenía la capacidad de poder conducir un país, no tenía la fortaleza ni el apoyo de los movimientos sociales, simplemente vivía en una burbuja, arguyó, por su parte, el diputado Henry Cabrera.

Consideró absurdo el parlamentario que el político conservador diga que fue una actitud de valor haber renunciado y dejado en la catástrofe al pueblo boliviano, declaró al citado rotativo.

El anuncio del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada sobre planes de vender gas a Estados Unidos a través de los puertos chilenos desencadenó una ola de protestas en todo el país en los meses de septiembre y octubre.

Las tensiones escalaron con la represión militar y policial -ordenada por Sánchez de Lozada contra los sectores populares- y tuvo su clímax el 13 de octubre cuando los efectivos dispararon contra la población de la ciudad de El Alto, con saldo de más de 60 muertos y centenares de heridos.

La tragedia es conocida en Bolivia como la masacre en la ‘Guerra del gas’ -por las reivindicaciones populares- y figura como responsable principal Sánchez de Lozada, prófugo de la justicia nacional, y contra quien Mesa declinó declarar en un juicio abierto por el Gobierno boliviano y familiares de las víctimas, en Estados Unidos.

Al calor de la huida del gobernante al norteño país, Mesa asumió la presidencia, pero renunció en junio de 2005.

Dejó al país en su peor momento, ‘nos dejó en el caos, ¿y eso es un acto de valor? Cuando teníamos mucha esperanza en un presidente que podía sacarnos de la crisis, nos abandonó’, sentenció Cabrera.

El exmandatario no solo dimitió tres veces a la presidencia, sino también como vicepresidente, cuando tenía que cumplir con el referendo del gas y promulgar la ley de Hidrocarburos, reclamada por los sectores sociales, sostuvo la periodista Susana Bejerano.

Mesa preside uno de los nueve binomios electorales de cara a los comicios generales pactados para octubre de este año, pero con fecha aun por decidirse en el Tribunal Supremo Electoral. Es la apuesta por la derecha conservadora.

Be the first to comment

Deja un comentario