diciembre 4, 2021

Bajo la lupa política de diálogo y puentes de nuevo premier en Perú

Lima-. La política de diálogo y puentes, sin confrontación, anunciada por el nuevo primer ministro, Salvador del Solar, enfrenta el desafío de una realidad política y social de constantes conflictos e intereses difíciles de conciliar.

Según puede interpretarse de sus cautas primeras declaraciones, el conocido actor y cineasta, se fijó los objetivos de consolidar las reformas política y judicial, de contenido anticorrupción, y a superar la percepción de falta de logros y dinamismo económico.

Para Del Solar, su nombramiento marca ‘una nueva etapa, de retomar el diálogo con el Congreso para que en el 2021 el nuevo gobierno halle un país ordenado y en crecimiento’ y así se lo ha pedido el presidente Martín Vizcarra.

‘El presidente requiere de mí un ministro que tienda puentes políticos, que sepa conducir un equipo, que dé explicaciones a la ciudadanía y recoja sus sugerencias’, afirmó, argumentando que los peruanos no quieren la confrontación, sin entendimiento en aras de objetivos comunes de bienestar general.

El exfiscal Avelino Guillén planteó que Del Solar debe buscar acuerdos en el Congreso de la República para aprobar siete reformas judiciales pendientes de la aprobación del Legislativo, donde tiene mayoría el partido neoliberal opositor Fuerza Popular.

El analista Arturo Maldonado anotó que el gobierno buscaría consenso con bancadas ubicadas más al centro, como Alianza para el Progreso (APP), Liberal y Peruanos por el Kambio (PpK), excluyendo a FP y al Partido Aprista, y debe recuperar su mensaje contra la corrupción para fortalecer a Vizcarra.

Tras la renuncia del anterior premier, César Villanueva, el vocero congresal de FP, Carlos Tubino , planteó que el sucesor sea dialogante y concertador y priorice la reactivación de la economía.

Para el diario La República ese mensaje implica ‘la invitación a abandonar la lucha contra la corrupción y la reforma judicial y política’ y proviene de quienes obstaculizan esa lucha y por ello plantean constantes conflictos con el gobierno y otros sectores.

‘Y si se trata de recabar compromisos al inicio de esta nueva etapa, sería conveniente que quienes pretenden regalarle al Gobierno un caramelo envenenado, nos cuenten con sinceridad si continuarán enfrentados al cambio’, dice el periódico.

En el plano económico y social, la concertación que buscan Vizcarra y Del Solar se perfila difícil y motiva dudas en la izquierda y las organizaciones sociales, que consideran que el cambio ministerial puede dejar intocada una línea neoliberal y favorable a los empresarios en detrimento de los trabajadores.

El vocero del progresista Frente Amplio, Humberto Morales, denunció demandas empresariales de mantener esa orientación con acciones que pueden implicar represión, como la imposición de proyectos mineros que enfrentan el rechazo, por cuestiones ambientales, de las comunidades del entorno.

Morales advirtió al gobierno que la situación política de Perú ‘no va a cambiar porque el señor Salvador Del Solar tenga carisma y le caiga bien a todos’ y advirtió que si el Ejecutivo cede a las demandas empresariales de más ventajas y profundiza las políticas neoliberales, la línea del nuevo premier será la de los poderosos.

Be the first to comment

Deja un comentario