diciembre 5, 2020

Irán desprecia decisión de EEUU de eliminar exención de sanciones

Irán dice que la decisión de EE.UU. de cancelar las exenciones de las sanciones carece de valor y asegura que actuará luego de discutir el tema con sus socios.

“De allí que las sanciones son ilegales desde el principio, las exenciones no han tenido ni tendrán ningún valor para la República Islámica”, ha subrayado hoy lunes el portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Seyed Abás Musavi.

En un comunicado emitido esta misma jornada, la Casa Blanca ha confirmado que la Administración estadounidense ha decidido no renovar el próximo mes de mayo las exenciones que permitían a ocho países importar el crudo iraní sin enfrentar a las sanciones. El objetivo de esta decisión es “reducir a cero” las exportaciones de petróleo de Irán, ha detallado.

Aunque la medida de Washington “carece de toda credibilidad”, ha agregado Musavi, debido a los efectos negativos de los embargos, la Cancillería se ha puesto “en contacto” con sus vecinos y socios europeos para evaluar la cuestión.

El diplomático persa ha dicho que la Cartera de Exteriores iraní “tomará pronto una decisión oportuna y actuará en consecuencia”.

En una primera reacción al anuncio de la Casa Blanca, una fuente conocedora del tema en el Ministerio iraní de Petróleo ha asegurado que EE.UU. nunca podrá “reducir a cero” las exportaciones de crudo iraní, ya que Irán conoce bien las vías para sortear las sanciones estadounidenses.

EE.UU. abandonó en mayo pasado el acuerdo nuclear firmado en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), y reimpuso sanciones contra el país persa, pese al rechazo a nivel internacional.

Pese al objetivo de Washington de reducir a “cero” la exportación de petróleo iraní, había una excepción: ocho países que no estaban sujetos a las sanciones que impiden realizar negocios con Irán, incluida la compra de petróleo, a saber: China, Corea del Sur, Grecia, La India, Italia, Japón, Taiwán y Turquía.

La Casa Blanca buscaba desde el principio que los Gobiernos de los mencionados Estados adapten sus esquemas de compra de petróleo a nuevas fuentes para cerrar los ingresos de Irán, sin embargo, el país es uno de los grandes productores y exportadores del crudo, difícil de ignorar.

Be the first to comment

Deja un comentario