diciembre 5, 2020

Presenta la FAO plan contra el hambre y la pobreza en América Latina

Santiago de Chile-. Un programa para combatir la pobreza en las zonas rurales de un centenar de municipios en América latina fue presentado hoy en esta capital por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En América Latina casi el 49 por ciento de la población de las áreas rurales viven en la pobreza, y sobre esa base la FAO identificó un total de mil 975 municipios de catorce países de la región donde la situación es aún peor y la miseria alcanza al 82 por ciento de sus habitantes, lo que equivale a casi 21 millones de personas.

Entre ellos esa entidad de la ONU eligió cien municipios de Colombia, Guatemala, Honduras, República Dominicana y El Salvador, para implementar la primera etapa de la estrategia denominada ‘libres de pobreza y hambre’.

El objetivo es encontrar soluciones de acuerdo con las condiciones de cada territorio, en los cuales la FAO pretende trabajar coordinadamente con las autoridades y aglutinar en esa tarea a los organismos de la sociedad civil, empresas privadas y la cooperación internacional.

Al presentar esta estrategia, Julio Berdegué, representante regional de la FAO, señaló que cada país tiene metas de acuerdo con sus realidades y posibilidades, pero incluso en aquellos que han logrado mayores avances hay zonas rurales que han quedado muy rezagadas.

Añadió que en esos territorios se pueden haber aplicado soluciones que no eran las adecuadas para sus condiciones, ya que lo que sirve para un país en general puede no dar los mismos resultados en una región determinada.

Por su parte, Mariana escobar, consultora de la FAO para temas rurales, consideró que los problemas del campo no dependen solo a los ministerios de Agricultura, sino que influyen otras cuestiones que tienen que ver con la situación habitacional, el desarrollo social y el medio ambiente, entre otras.

El rezago de esos territorios, a juicio de los especialistas de la FAO tiene relación también con la carencia de servicios públicos y una baja participación de la ciudadanía en la solución de los problemas, por lo que se requiere que los gobiernos y sectores sociales regionales busquen sus propias metas, realizables de acuerdo con sus condiciones.

Be the first to comment

Deja un comentario