junio 12, 2021

¿Tío Sam o Tío Donaldo?


Por Yasuri Yamilet-.


He leído en este interesante Semanario (La Época) que hablan del Tío Donaldo y como estoy en formación política, me imagino que se refieren al Tío Sam mezclado con Donald Trump, lo cual debería ser Donaldo Trompa. Si fuera así, habrá que cambiarle la cara al Tío Sam para que la alusión sarcástica (que tal la palabrita) referida, sea comprensible.

Producto de esta incertidumbre, inicié una profunda investigación por la vía del Doctor Google, y buscando fuentes, también profundas, me centré en Wikipedia y en un video de Bully Magnets. Leyendo esa larga y ambigua tradición de la figura del “Uncle Sam”, dicho en inglés, entendí por qué su origen se debía a un carnicero que se llamaba Samuel Wilson que marcaba las latas de carne con la US, United States, Estado Unidos traducido, que le llegaba a los soldados del norte en guerra con los del sur, (parece que siempre las guerras del Tío Sam son entre el norte y el sur, y lo triste que siempre quiere poner ganando al norte). A modo de chacota, de joda, empezaron estos jóvenes, carne de cañón, a decirle Uncle Sam.

De ahí en más, los caricaturistas lo empezaron a dibujar con la cara del tal Wilson, le agregaron las patillas de Lincoln, creo, según investigué, por el Lincoln Center, de artes, y ahí empezó este personaje a desplazar a la hermosa Columbia que era para entonces el símbolo de EE.UU. Pero como machos hay por todos lados y en todas las épocas, y por eso cargo mi cuchilla de afeitar, terminó imponiéndose el viejito barbitas. De ahí en adelante lo usaron para todo, para la burla pero también para imponerle miedo a los que no se les sometían al carnicero.

Así las cosas, ponerle la cara de Donaldo a Sam, puede ser una forma de mostrar el peor rostro de los gobiernos de los mandamases. Propongo que así como hicimos con el cambio de nombre de Judas Moreno, hagámosle al cambio de rostro del Tío Sam.

Be the first to comment

Deja un comentario