junio 15, 2021

Destacan en Bolivia nuevo fracaso de la derecha

La Paz-. Candidatos de la oposición en Bolivia se reunieron en Santa Cruz para analizar una posible unión política rumbo a las elecciones de octubre, sin embargo, el conclave constituyó un nuevo fracaso de la derecha, resaltan hoy medios locales.

El encuentro fue calificado como un retroceso en el proyecto de unidad de la oposición que buscaba integrar a esos candidatos en un solo frente, quienes terminaron más peleados que nunca, señala un editorial del periódico Cambio.

Los aspirantes a la presidencia Oscar Ortiz de la agrupación Bolivia dice No, Jaime Paz Zamora del Partido Demócrata Cristiano y Felix Patzi del Movimiento Tercer Sistema no asistieron al encuentro.

Paz Zamora advirtió que no le veía el sentido de estar juntos en esa reunión.

Por su parte, el candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos de Mesa, negó cualquier posibilidad de alianza o megacoalición.

Desde su llegada a la reunión expresó: ‘Soy convencido de que nuestra candidatura es la que va y puede ganarle al presidente Evo Morales, nosotros somos la única candidatura que le puede ganar’.

El dirigente del Movimiento Demócrata Social, Vladimir Peña, acusó a Mesa de ser el responsable para no alcanzar la unidad en torno a un solo frente contra el presidente Morales.

‘Creo que a estas alturas quedó claro quiénes impidieron la unidad, creo que hay un mayor responsable, cuando se le pedía sentido de la responsabilidad política y patriótica al señor Carlos de Mesa, no la tuvo’, declaró Peña a la prensa.

La candidata a la vicepresidencia por el Partido Demócrata Cristiano, Paola Barriga, relató que en la reunión había posturas congruentes, mientras señaló que ‘fue una jornada no muy buena porque se tenían que consensuar los puntos a los que se arribaría (…) y Carlos Mesa no quiso firmar el acuerdo’.

Luego de que el candidato se retirará de la mesa de diálogo, fue abucheado y reprendido en la calle por un grupo de militantes de la oposición por dejar la reunión sin firmar el documento final y no renunciar a su candidatura para formar un frente común contra el Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP).

Otra de las estrategias de la derecha en este país han sido los reiterados pedidos de una intervención extranjera para frenar la candidatura de Evo Morales, sin embargo, no presenten ninguna propuesta para el desarrollo del país.

Estas acciones de la oposición han sido calificadas por autoridades y el pueblo como una violación de la dignidad y soberanía nacional.

La presencia de un millón de personas en el inicio de campaña del MAS-IPSP y una reciente encuesta sobre las candidaturas a las elecciones ratifican al binomio del actual jefe de Estado y del vicepresidente Álvaro García Linera como favoritos.

Los 13 años de gestión del Gobierno de Morales constituyen su mayor fortaleza, pues muestra logros como el mejoramiento de la calidad de vida de los bolivianos, la estabilidad política y social del país, y éxitos económicos reconocidos por organismos internacionales.

Be the first to comment

Deja un comentario