octubre 20, 2020

Renuncia de Rodríguez es expresión de debilidad de organizaciones que no se constituyen en partidos

Santa Cruz.- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, afirmó el viernes por la noche que la renuncia del senador Edwin Rodríguez a la candidatura a la vicepresidencia por la alianza «Bolivia Dijo No», en parte es una expresión de debilidad interna de organizaciones sociales que todavía no se han constituido en partidos.

«Son como agrupaciones, son como la suma de voluntades políticas de determinados sectores, pero que no se expresan como partidos, como estructuras políticas sólidas y además democráticas», dijo la autoridad previa a su participación en una conferencia magistral para universitarios en la capital cruceña.

Explicó que una decisión de renuncia de un candidato a la vicepresidencia, de una aparente tercera fuerza política en el país, debiera ser considerada con su militancia, discutida con sus bases o que la determinación salga de un ampliado, de algún encuentro o congreso, «pero al parecer esta es una decisión que ha salido presionada desde un comité cívico».

«La pregunta es ¿Cuál es su grado de relación orgánica que tiene el comité cívico con la fuerza política y si esta renuncia, más bien expresa la dependencia del vicepresidente a ese comité. Esa es un poco la radiografía de estas fuerzas que no terminan todavía de cuajar como organizaciones sólidas para ofrecer al pueblo boliviano un programa, un proyecto. Y si un vicepresidente se baja de la montura del caballo en plena carrera, imagínese lo que va ocurrir con esa fuerza política si fuera Gobierno», precisó.

Con su renuncia, Rodríguez dejó solo a su colega y candidato presidencial Óscar Ortiz, quien como respuesta afirmó que la dimisión se debe a intereses económicos por parte del renunciante.

Quintana dijo que la sorpresiva decisión debiera preocupar a los bolivianos como también la «de sucesión ininterrumpida de vocerías erráticas en «Comunidad Ciudadana», que uno no termina de entender qué es lo que está pasando adentro».

«Si hoy día cambia al vocero y mañana lo vuelve a cambiar y pasado lo vuelve a cambiar, quiere decir que la cosa anda bastante mal. Uno tiene que preservar al vocero porque es el mediador entre la fuerza política y la sociedad. Y si usted lo decapita al vocero cada vez que se tropieza estamos ante organizaciones tremendamente, débiles frágiles, elásticas y volátiles», sentenció.

El pasado 2 de julio el que fuera vocero de Comunidad Ciudadana, Diego Ayo renunció tras una entrevista en un medio de comunicación en la que develó diferencias al interior de esa alianza, cuyo candidato a la presidencia es el exvicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Mesa.

En este contexto, Quintana explicó que la ciudadanía necesita una fuerza política que dirija la voluntad del pueblo, como también autoridades que tengan convicción, militancia, solidez y un programa estratégico para el desarrollo de la sociedad boliviana.

«Imagínese depender de esta volatilidad errática de vocerías que no terminan de interpretar lo que dice en un partido. Ahora estamos viendo la renuncia de un vicepresidente y hace un mes creo que renunció el otro candidato a presidente», señaló.

La renuncia de Rodríguez se suma a la dimisión del expresidente Jaime Paz Zamora, hasta el mes pasado candidato a la Presidencia por el Partido Demócrata Cristiano (PDC).

Be the first to comment

Deja un comentario