octubre 20, 2020

Diálogo en Venezuela, concesiones dentro de la Constitución

Caracas-. Las opciones derivadas del diálogo político en Venezuela deben, en primer lugar, respetar la Constitución para conseguir el entendimiento, aseveró el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello.

En entrevista con Prensa Latina, el titular del órgano plenipotenciario destacó entre los puntos presentados por el Gobierno en los acercamientos con la oposición, la necesidad de poner fin al bloqueo impuesto por Estados Unidos y el cumplimiento de la Carta Magna.

‘Nosotros no estamos pidiendo nada extraordinario, el respeto a la democracia, mientras que ellos (la derecha) piden elecciones presidenciales sin Nicolás Maduro ni ningún chavista’, manifestó.

Otra de sus demandas insiste en el cambio radical dentro del Consejo Nacional Electoral para establecer cinco rectores de corte opositor, indicó Cabello; esa es la democracia en la que ellos creen, la democracia del ‘arrebatón’, subrayó.

En tal sentido, precisó que ‘para destrabar el juego’ resulta fundamental el respeto a la Constitución; ‘no hay forma de avanzar si la derecha no lo cumple’, dijo el también primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El Gobierno venezolano y voceros de la oposición anunciaron a principio de julio el reinicio de los diálogos promovidos por Noruega, que de acuerdo con afirmaciones de personeros de la derecha, tendrían como fin la convocatoria a elecciones presidenciales.

Al respecto, el dirigente socialista enfatizó que ese supuesto llamado a comicios queda fuera de lo establecido en la Constitución.

‘No interpreto de ninguna manera esa solicitud, aquí hubo elecciones presidenciales el 20 de mayo de 2018, como correspondía constitucionalmente y ganó Nicolás Maduro’, afirmó.

Fuentes oficiales confirmaron la instalación de una mesa permanente de diálogo en Barbados, nueva sede de las conversaciones, con el objetivo de avanzar en la búsqueda de la paz para el país.

CONCESIONES SOBRE EL TABLERO

El anuncio del restablecimiento de las conversaciones presentó sobre el tablero una posible salida pacífica al conflicto político venezolano, agudizado desde enero tras la autoproclamación del diputado opositor Juan Guaidó como mandatario interino, con apoyo de Washington.

Negados a dialogar durante meses, la derecha repitió su reclamo de elecciones luego de calificar como ilegítimo el segundo mandato presidencial de Maduro, correspondiente al período 2019-2025.

‘Podemos convocar elecciones con todas las garantías y observaciones y que luego la derecha no las reconozca. ¿Por qué la oposición no le pide a Estados Unidos terminar las sanciones para que adelantemos elecciones? Porque en realidad ellos no quieren comicios’, enfatizó.

El propio mandatario venezolano manifestó luego del cierre de los primeros diálogos en Barbados, la voluntad de otorgar concesiones a la derecha para conseguir una resolución pacífica.

De acuerdo con Cabello, entre las propuestas de la delegación del Gobierno se incluye la posible aplicación de una ley de amnistía o incluso a personas en particular.

‘Otras pudieran ser el adelanto de la fecha para las urnas a la Asamblea Nacional -parlamento actualmente en desacato-, dentro de la democracia se hace, pero en el marco de la Constitución’, enfatizó.

INTENTOS DE BOICOT AL DIÁLOGO

En este complejo escenario, el Gobierno venezolano ratificó su rechazo a la presión de gobiernos y organismos extranjeros para boicotear el acercamiento político.

Un reciente comunicado publicado por la cancillería denunció en ese sentido las declaraciones de la alta representante de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, y alertó que se trata de una injerencia en asuntos internos a la vez que promueve amenazas contra el país.

La funcionaria europea manifestó su negativa por la estabilidad de la nación sudamericana, ‘en un momento donde la sindéresis resulta vital para el diálogo entre venezolanos’, destacó el texto.

Las declaraciones de Mogherini realizadas tras el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE, ratifican la intromisión en los asuntos del territorio bolivariano por parte del bloque europeo, detalló al respecto el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

Esas actitudes se aproximan más a las posiciones agresivas del Gobierno de Estados Unidos que a los esfuerzos por alcanzar un entendimiento pacífico entre los principales actores políticos, añadió el documento.

Por su parte el embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, Samuel Moncada, rechazó la postura de representantes de Estados Unidos y Colombia, decididos a llevar a Venezuela a la guerra, aseveró.

Ambos gobiernos fuerzan por frenar los intentos de diálogo político que tienen lugar en Noruega y Barbados, subrayó el diplomático.

Moncada mencionó al respecto la reunión celebrada en el seno de la Organización de Estados Americanos el pasado 12 de julio, donde el secretario de esa instancia, Luis Almagro, y el encargado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, pidieron mayor agresión contra Caracas.

Su propósito es destruir las negociaciones en curso y llevar a la nación al borde de la guerra y la invasión, recalcó.

Luego del anuncio de una conferencia internacional en Perú para aumentar la presión, el representante alertó que este complot pretende usar el mismo guión empleado con Siria para permitir una agresión militar.

Estados Unidos y Colombia impulsan diferentes acciones de desestabilización, dijo, y así lo hicieron en el pasado, bajo el pretexto de una supuesta ayuda humanitaria, mientras apoyaban un intento de golpe de Estado.

Venezuela exigió una posición de respeto y equilibrio constructivo, a la vez que llamó a desistir en los intentos por entorpecer los mecanismos pacíficos de solución establecidos a través de las conversaciones políticas.

Be the first to comment

Deja un comentario