septiembre 27, 2021

Revilla se distancia de Carlos de Mesa a un mes de las elecciones

Un mes antes de las elecciones y con encuestas desfavorables, Luis Revilla decidió priorizar su gestión como alcalde de La Paz y dejar en tercer lugar la campaña en favor de Carlos de Mesa. Esta actitud fue interpretada por el senador Arturo Murillo como una crisis y como un “abandono del barco” llamado Comunidad Ciudadana (CC).

Esta decisión de Revilla, dirigente de la agrupación SOL.bo que es aliada de CC, fue comunicada ayer a los periodistas luego de que se suspendió su detención domiciliaria en el marco de un juicio por el caso Tersa.

“(..) Mi prioridad va a ser atender los temas de la ciudad (…) tenemos las rutas del PumaKatari, obras de prevención, créditos que estamos gestionando (…) mi prioridad va a ser atender todos los temas vinculados a la gestión municipal”, dijo Revilla al ser consultado sobre el estado de su alianza con CC.

Esta distancia que toma Revilla respecto a su socio De Mesa se produce en un momento crítico, ya que el país vive la recta final antes de los comicios generales de octubre y la última encuesta difundida el lunes reveló que el expresidente está de capa caída, ya que decrece en ese estudio cuantitativo de opinión.

En cifras, la investigación indica que Evo Morales obtuvo 43,2% de la preferencia electoral, mientras que Carlos de Mesa, de Comunidad Ciudadana, logró 21,3%, es decir que hay una diferencia de 21,9% entre el primero y el segundo.

La decisión de Revilla de priorizar su gestión como Alcalde antes que la campaña en favor de Carlos de Mesa fue interpretada por el senador Arturo Murillo, de la opositora Unidad Nacional (UN), como un alejamiento y una muestra de la crisis al interior de Comunidad Ciudadana.

“Parece que un mes de detención domiciliaria fue suficiente para que @LuisRevillaH abandone el barco. #CriisisCC”, tuiteó Murillo.

El distanciamiento de Revilla de CC ya tuvo un primer momento con el alejamiento de Fabián Siñani de la dirección de CC por el caso Alpacoma.

Este distanciamiento se suma al alejamiento de al menos 16 aliados de CC y de una agrupación ciudadana.

El sociólogo Julio Aliaga Lairana fue el primero en apartarse de Comunidad Ciudadana por una razón que marcó el resto de las dimisiones: que De Mesa “solo acepta a sus amigos” para encarar el proceso electoral.

Con ese argumento también se apartaron Cristina Mamani y la estudiante Yulitza Daza.

En la nómina de dimisiones se anota la de tres aspirantes al Legislativo: Fanny Nina, que era candidata a diputada uninominal por la circunscripción 10 del departamento de La Paz; Carlos Carrasco y María Elena Rioja Figueroa.

A esos alejamientos se añade Diego Ayo, quien renunció tras revelar que CC contaba con $us 10 millones obtenidos gracias a quermeses y otras actividades.

El penúltimo en irse fue el exconsejero de Administración de Cotel y periodista Leopoldo Choque Ibarra, candidato a diputado uninominal suplente por la circunscripción 13 de CC en la ciudad de El Alto.

Be the first to comment

Deja un comentario