abril 23, 2021

Más de 400 detenidos por represión en Ecuador

Quito-. En Ecuador suman 447 las detenciones realizadas en las jornadas de movilizaciones que cumplen hoy su quinto día consecutivo, contra medidas tributarias y laborales adoptadas por el gobierno nacional.

La cifra la confirmó en entrevista televisiva la ministra de Gobierno, María Paula Romo, quien señaló que la mayoría de los arrestos se relacionan con actos vandálicos perpetrados a la sazón de las movilizaciones, iniciadas el jueves último con un paro transportista y marchas en numerosas ciudades de este territorio andino.

El estimado ofrecido por la ministra de estado contrasta con denuncias en las redes sociales sobre detenciones de manifestantes por parte de efectivos policiales, a quienes también se les acusa de uso excesivo de la fuerza y represión.

De acuerdo con el balance ofrecido, el primer día de movilizaciones (jueves 3 de octubre), las autoridades ubicaron alrededor de 300 puntos violentos, incidentes y cierres de vías, número que bajó a cerca de 200 en la segunda jornada y a aproximadamente 46 el pasado sábado y domingo.

En cuanto a posibles decesos resultantes de las protestas, Romo precisó no se ha reportado ninguno como resultado de los enfrentamientos registrados entre la población y las fuerzas del orden y solo refirió la muerte de una persona atropellada por un vehículo.

Romo aseveró que mantendrá reportes actualizados sobre la situación derivada de las marchas y paros, en desarrollo en numerosas puntos del país y preámbulo de una gran huelga nacional, convocada para el miércoles de esta semana en esta capital.

Trabajadores, indígenas, estudiantes universitarios y pueblo en general se pronuncian en rechazo a un paquete de reformas tributarias y laborales, presentadas por el presidente de la república, Lenín Moreno, el pasado 1 de octubre.

Durante el anuncio, el mandatario aseguró que las medidas buscan mejorar la situación económica nacional, sin embargo la población las considera como un paquetazo, que solo perjudica el bolsillo de las familias de menos ingresos.

Eliminar el subsidio a la gasolina extra y el diésel, disposición que entró en vigor por decreto hace cinco días, reducir en 20 por ciento el salario para contratos ocasionales renovados y disminuir de 30 a 15 días el período vacaciones de empleados públicos son algunas de las reformas criticadas.

Las autoridades insisten en que la situación está controlada, sin embargo, en las calles y en las redes, crecen los llamados a la unidad nacional contra el plan, que para muchos responde a cumplir con requisitos impuestos por el Fondo Monetario Internacional, a cambio de préstamo al estado.

Be the first to comment

Deja un comentario