junio 15, 2021

Cita de unidad contra el MAS terminó sin lograr su objetivo

Santa Cruz, Bolivia-. Una cita de candidatos contrarios al Movimiento al Socialismo (MAS) se realizó hoy en esta ciudad boliviana, sin lograr el objetivo de unirse en una sola postulación, única forma de ganarle a ese partido.

En vez de renuncias en aras de formar un solo bloque, los candidatos Carlos Mesa, Jorge Quiroga, Luis Camacho, Chi Hyun Chung y la autoproclamada presidenta Jeanine Añez ratificaron sus ambiciones y hubo un abierto enfrentamiento verbal entre Camacho y el ministro de Gobierno (Interior), y Arturo Murillo.

La autoproclamada adalid de la unidad y presidenta de facto, solo insistió en pedir que todos se unan con ella como candidata porque ‘no será la unidad que quisiéramos todos, pero sí la unidad posible’.

Tras varias horas de discursos y discusiones, la reunión terminó con un gaseoso compromiso de ‘lograr la unidad del pueblo boliviano’ y a asegurar que el MAS y su líder, Evo Morales, no vuelva a gobernar, único punto en el que están de acuerdo.

En cuanto a una posible candidatura única, solo acordaron volver a reunirse el 3 de abril,-un mes antes de las nuevas elecciones generales, para analizar las encuestas y ‘evitar la dispersión del voto’.

También acordaron que la campaña electoral sea ‘limpia pacífica y tolerante’ y en igualdad de condiciones para ‘y no hacer uso de los bienes del Estado’, alusión a Áñez, la única que podría hacerlo y afirma que no lo hará.

Previendo que no lograrán una candidatura única, el documento prevé tras los comicios ‘un consenso parlamentario que garantice una gestión gubernamental pacífica’, bajo el supuesto de que gane uno de ellos.

La virtual imposibilidad de la unidad derechista llega al punto que ni siquiera entre grupos llamados duros hay entendimiento, pues el candidato Camacho acusó al ministro Murillo de presionar a seguidores para que le retiren su apoyo.

Camacho criticó a Áñez por las presiones denunciadas y demandó que el gobierno de facto deje de actuar de esa manera, mientras Murillo negó la acusación.

Be the first to comment

Deja un comentario