febrero 28, 2020

Emergencia en sistema de salud de Bolivia y golpistas sin respuestas

La Habana-. Recortes de personal, falta de equipamiento, infraestructuras y suspensión progresiva de los servicios ponen hoy en emergencia al sistema de salud en Bolivia sin una solución inmediata de las autoridades del gobierno de facto.

El Hospital de Clínicas de La Paz suspendió el martes pasado las consultas, las especialidades de urología, trabajo social y cirugía general que, a decir del director de ese centro asistencial, Omar Rodas, es una decisión lamentable porque ‘no hemos recibido respuestas claras y oportunas, sobre todo para la reposición de recursos humanos’.

Rodas confirmó que en la anterior gestión contrataron con recursos propios a 79 profesionales, pero las autoridades del Ministerio de Salud nombradas por la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez, informaron que sólo mantendrán a 33.

Por otra parte, la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas en Salud Pública de Santa Cruz realizó un paro de 24 horas debido al incumplimiento en el pago de los salarios y, de no mejorar la situación, advirtieron adoptar otras medidas.

‘A todos los sectores se pagó, menos al sector salud. Es la importancia que le da el municipio a la salud. Tenemos un convenio que no se cumple, esto es un problema de todos los meses, que se olvidan de nosotros’, denunció Ruth Aguilera, representante del sector.

El incremento considerable de pacientes con dengue pone también al límite las capacidades de los centros de salud santacruceños.

Mientras tanto, pacientes con VIH/Sida en el departamento de Cochabamba y la Defensoría del Pueblo pidieron al Ministerio de Salud que regularice la dotación de medicamentos antirretrovirales porque se ‘está atentando contra la vida de personas’.

Por otra parte, pacientes con cáncer y sus familiares en el departamento paceño continúan en emergencia ante la carencia de medicamentos como la morfina para su tratamiento, la falta de personal médico y la conclusión del contrato con la clínica privada Talentum, lugar donde reciben atención.

Rosario Calle, representante de los pacientes, denunció en enero pasado que sólo tres pacientes son atendidos por cada médico y la cifra de los afectados aumentará debido a los recortes de personal en hospitales y clínicas.

El titular de Salud del régimen golpista, Aníbal de la Cruz, dialogó días después con miembros del sector con la promesa de solucionar la crisis, pero actualmente esas demandas no han sido atendidas.

Para acrecentar más la crisis del sistema de salud en Bolivia, el gobierno de Áñez paralizó la víspera las obras del Instituto de Medicina Nuclear para la lucha contra el cáncer en la ciudad de El Alto, como parte de la campaña para desprestigiar y en algunos casos anular proyectos promovidos por el expresidente Evo Morales, según expertos.

La agencia rusa Sputnik divulgó el anuncio de las autoridades de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), la cual podría suspender la construcción de esa instalación valorada en 351 millones de dólares contratada al grupo Rosatom del país euroasiático.

El director ejecutivo de la ABEN, Juan Alfredo Jordán, argumentó que el contrato entre el anterior gobierno de Morales y el grupo ruso no habría sido aprobado por el Parlamento, como manda la Constitución, y tendría cláusulas de confidencialidad que impiden su fiscalización.

Añadió que considera también ordenar la paralización de obras similares en el sur de la urbe paceña y en Santa Cruz contratadas por el primer presidente indígena de Bolivia con otras firmas extranjeras.

Los centros contarían con modernos componentes en medicina nuclear para el diagnóstico oportuno y seguimiento del cáncer y otras enfermedades, así como el tratamiento mediante el uso de quimioterapia, hormonoterapia y la inmunoterapia.

Asimismo, ofrecerían radioterapia oncológica con equipos de última tecnología como aceleradores lineales, sistemas computarizados de planificación de tratamiento y de inmovilización para dar mayor comodidad a los pacientes.

El líder aymara impulsó esos proyectos ante el diagnóstico cada año de aproximadamente 19 mil nuevos casos con diferentes tipos de cáncer y, de esa cifra, 200 son niños.

Be the first to comment

Deja un comentario