abril 3, 2020

Recursos de Bolivia motivaron golpe de Estado, opina analista

La Paz-. El interés de las transnacionales y el gran capital en los recursos naturales de Bolivia motivó el golpe de Estado que sacó del poder al presidente Evo Morales, opinó hoy el sociólogo y analista político Eduardo Paz.

Un texto de Paz titulado Peligro y subasta en la economía boliviana, señala que una alianza de intereses foráneos y de oligarquías locales, una vez consumado el golpe con la instauración de un gobierno afín, trabaja asiduamente en apropiarse de los recursos naturales del país y recuperar las industrias nacionalizadas.

En ese sentido pone como ejemplo algunas de las decisiones tomadas por la administración de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez sobre rubros tan importantes para el país andino-amazónico como la producción de gas, petróleo, litio o soya.

Paz, profesor invitado en varias universidades de Latinoamérica, apunta que la liberalización de la economía boliviana es una de las banderas del gobierno de Áñez, que no escatima en medios para debilitar el papel del Estado en la administración de los bienes nacionales.

Sectores estratégicos de la economía como el de los hidrocarburos o el minero son los más codiciados, y el gobierno de facto lo sabe, de ahí que haya expresado públicamente su interés dejen de estar bajo control estatal y pasen a manos de compañías extranjeras, acotó.

Paz recuerda que hace pocos días el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Herland Soliz, manifestó el interés porque regresan a Bolivia empresas como Shell y Repsol.

YPFB es resultado de la nacionalización de los hidrocarburos por el presidente Evo Morales, su manejo durante esa etapa y los dividendos que dejó al país fueron celebrados ampliamente por especialistas e instituciones económicas y financieras.

Sin embargo Soliz dijo que la nacionalización de los hidrocarburos tuvo un efecto perverso para el país porque se ahuyentó la inversión de las empresas petroleras, tanto en exploración como en explotación.

El otro ejemplo que cita Paz es en relación con el proceso de industrialización del litio, mineral estratégico más importante del país y materia prima indispensable para seguir adelante con la revolución tecnológica global.

Las autoridades de facto rompieron el contrato con la empresa alemana ACI System hecho por el gobierno de Morales para la explotación industrial de ese mineral, proyecto en el que Bolivia tendría participación mayoritaria y ganancias estimadas en 4 mil 500 millones de dólares al año.

Con iguales perspectivas son manejadas empresas estatales de comunicaciones y transporte.

Morales, primer mandatario indígena en la historia de Bolivia, advirtió sobre lo anterior al señalar que el interés en los recursos del país es el verdadero motivo detrás del golpe de Estado que le obligó a dimitir el pasado 10 de noviembre.

Be the first to comment

Deja un comentario