julio 13, 2020

Piden transparencia al gobierno de Bolivia por compra de respiradores

La Paz-. La Defensoría del Pueblo de Bolivia solicitó hoy al gobierno de facto informar con transparencia la compra de respiradores artificiales para pacientes con Covid-19, alrededor de la cual hay gran polémica.

En tal sentido pidió a los ministerios de Justicia y Transparencia Institucional y de Salud, a la Contraloría General del Estado y a la Asamblea Legislativa Plurinacional informar, supervisar e investigar la compra de 170 unidades de respiración artificial.

De acuerdo con la titular de esa entidad defensora de los derechos del pueblo boliviano, Nadia Cruz, existe falta de transparencia en la información proporcionada por las autoridades respecto a las características de los equipos adquiridos, así como de los alcances económicos de la compra.

Por esta razón, señaló que las instituciones competentes deben esclarecer todo el proceso de contratación, envío y equipamiento de estos instrumentos médicos, en el marco de la transparencia y acceso a la información’.

Para la Defensoría del Pueblo, esta situación supone una afectación directa a la salud de la población, pues estos instrumentos tenían el objeto de coadyuvar a las unidades de terapia intensiva para la atención de la pandemia, sin embargo, a más de dos meses del inicio de la cuarentena no existen avances en cuanto al equipamiento de estas unidades.

En consecuencia, los pacientes positivos se encuentran en grave riesgo ante la ausencia de estos respiradores y el inminente colapso de las unidades de terapia intensiva.

De acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo, cada respirador, adquirido bajo la modalidad de contratación directa, tuvo un costo de 29 mil 411 dólares, lo que suma un total de cinco millones de dólares, puntualiza.

La Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva se declaró en estado de emergencia nacional y afirmó que la ventilación mecánica es una intervención que puede salvar vidas pero que también las puede empeorar, y demandó a las autoridades nacionales tomar en cuenta las sugerencias de los especialistas.

Su presidente, el doctor Adrián Ávila, indicó que los respiradores cuestionados no cumplen con los requisitos de la Organización Mundial de la Salud y no pueden considerarse ni respiradores, ni ventiladores y que no sirven para emergencias.

La Sociedad Boliviana de Emergenciología, por su parte, manifestó que esos equipos no son aptos para emergencias y que no cuentan con baterías.

Desde que la pandemia comenzó a afectar al país, médicos y otro personal de la salud exigen al gobierno avituallamiento de seguridad y equipamiento como respiradores, laboratorios y test de prueba para atender a los enfermos y evitar el contagio.

Las peticiones han sido reiteradas al punto que han protagonizado protestas y otras acciones de fuerzas.

Be the first to comment

Deja un comentario