octubre 24, 2020

Marcelo Navajas declara en la FELCC por la compra de 170 respiradores

(Urgente.bo).- La mañana de éste miercoles, el ministro de Salud, Marcelo Navajas fue trasladado a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para prestar su declaración sobre el presunto sobreprecio en la adquisición de 170 respiradores a la española GPA Innova.

La autoridad se presentó a declarar dentro de la investigación que, hasta el momento tiene cuatro aprehendidos por presuntas irregularidades como sobreprecios en la compra de 170 respiradores. Fernando Valenzuela, director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Salud; y a Giovanni Pacheco, director general de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM) y dos asesores del Banco Interamericano de Desarrollo BID.

De acuerdo con los documentos conocidos públicamente, el BID aprobó la «no objeción» de la compra y, en comunicado difundido el lunes, el organismo consideró «pertinente» el procedimiento de adquisición de los 170 aparatos.

Este miércoles el ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, adelantó que la autoridad gubernamental sería convocado por el Ministerio Público.

“Él es la unidad solicitante de estos equipos y se debe aclarar por qué la necesidad de esos equipos. Ya tienen dos observaciones estos equipos, primero si servían o no para la crisis sanitaria, y después por qué del sobreprecio”, declaró el titular de Justicia a la red UNO.

Bolivia pagó $us 27.683 por cada equipo cuando el precio básico era 6.567 dólares.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Iván Rojas, aseguró que son varias las personas que serán citadas a declarar. Este medio conoció que son cuatro los convocados.

“Es el proceso investigativo que nos va arrojar quiénes o cuántos serán los citados a declarar por el Ministerio Público. Son varias personas”, recalcó.

Estas son las contradicciones del Gobierno por la compra de respiradores

(Urgente.bo).- La compra de los respiradores artificiales con sobreprecio desató duras críticas y cuestionamientos. En las últimas horas se reveló que el Gobierno de Jenine Áñez pagó $us 28.000 por cada equipo que la empresa fabricadora vende a $us 8.000.

Por esta situación irregular, dos altos funcionarios del Ministerio de Salud implicados en la compra de los equipos fueron detenidos, sin embargo, antes de que esta situación fuera develada, las autoridades del Gobierno negaron sobreprecio en la compra de los respiradores.

Hace un mes aproximadamente, la presidenta Jeanine Áñez, desde Oruro, anunció la llegada de los equipos y afirmó que las compras se la hacen con absoluta transparencia y para evitar la corrupción recurrieron al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“No podríamos permitir que, en una situación tan dramática, tan fea como esta, no haya transparencia en las compras que estamos haciendo como Gobierno”, dijo en ese entonces la mandataria.

Según las denuncias, no fue como la mandataria lo afirmó, el proceso de adquisición aparentemente no fue transparente.

Además, el pasado 18 de mayo, el ministro de Salud, Marcelo Navajas, explicó el proceso de contratación de la empresa proveedora de los equipos y negó rotundamente que exista sobreprecio en la compra. Por su parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que financió el proceso, respaldó a Navajas y destacó la compra.

Los respiradores también fueron objetados por los médicos especialistas en terapia intensiva, por un motivo distinto a su precio. Los médicos señalaron que estos aparatos no eran de terapia intensiva sino de asistencia en emergencias, y por tanto resultaban inadecuados para atender a pacientes de COVID-19.

Pero antes de la llegada de los equipos al país, las autoridades del Gobierno afirmaron que los equipos serán útiles en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI).

Be the first to comment

Deja un comentario