julio 5, 2020

Declaraciones racistas suman nuevo escándalo en Bolivia

El ministro Fernando Vásquez se burló de la forma de hablar de las personas que por factores sociales no pudieron ingresar a la escuela.

Un nuevo escándalo afronta el Gobierno de facto de Bolivia, luego de las declaraciones racista del ministro de Minería, Fernando Vásquez, mientras artistas y gestores culturales piden la renuncia de la ministra de Cultura por abandonar al sector.

Fernando Vásquez, titular de la cartera de Minería, declaró el viernes pasado que no tenía los requisitos para ser del partido Movimiento al Socialismo (MAS) por sus “ojos verdes”, su “pelo crespo” y su “tez blanca”.

Ante la indignación en el país suramericano por estas declaraciones, miles de bolivianos pidieron su renuncia a través de redes sociales, mientras políticos masistas expresaron su rechazo a los señalamientos de Vásquez.

La presidenta de facto, Jeanine Áñez, presionada por la sociedad civil, procedió a la destitución del ministro de Minería y Metalurgia, quien trabajo durante el Gobierno del exmandatario Evo Morales.

Morales en un tuit expresó que «el racismo es un delito contra el que debemos luchar como sociedad».

La gestión de Áñez. quien asumió la presidencia en diciembre pasado, contra el golpe de estado contra Morales, suma su décimo escándalo durante su gestión, desde críticas por el manejo a la crisis del nuevo coronavirus hasta un caso de corrupción en el sector salud.

Desde que se reportaron los primeros casos de la Covid-19, el Gobierno de facto ha tenido tres ministros de Salud y uno de ellos fue destituido por una denuncia de una supuesta compra con sobreprecio y otras irregularidades de 170 respiradores de emergencia para atender enfermos del nuevo coronavirus.

Entre otras irregularidades, destacan los escándalos de presunta corrupción como el ocurrido en Entel, en febrero, tras la salida de Elio Montes en la gerencia, por cobros de finiquitos injustificados por 868.998 bolivianos.

Además, el caso de la viceministra de Educación Alternativa, Yola Mamani, que fue investigada por presunta venta de cargos.

A esto se suma, el caso de la ministra Martha Yujra, luego que gestores culturales, artistas y cineastas iniciaron una campaña a través de hashtag #CadenaDeIndignación, con el que piden su dimisión.

“Yo Pamela Sotelo, Gestora Cultural y Artista, pido la renuncia de todo el equipo Ministerial de Culturas”, escribió la integrante de Mentes Ociosas.

La actriz y directora Erika Andia también pidió la renuncia de la Ministra, al igual que el artista gráfico Alejandro Archondo.

Be the first to comment

Deja un comentario