septiembre 18, 2020

El partido de Evo Morales denuncia que el Gobierno de facto quiere proscribir su participación en las elecciones bolivianas

El Movimiento al Socialismo, cuyo candidato presidencial lidera la intención de voto, alertó que Áñez busca "prorrogarse en el poder".

El Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) denunció este martes que el Gobierno de facto, encabezado por Jeanine Áñez, quiere proscribir al partido de cara a las elecciones generales de este año.

A través de un comunicado, el espacio que lidera el mandatario depuesto, Evo Morales, se refirió a la denuncia que presentó la semana pasada el Tribunal Supremo Electoral (TSE), por presunto fraude en los comicios de octubre, previo al golpe de Estado.

Según el MAS, cuyo candidato Luis Arce lidera las encuestas de intención de voto, la acusación remitida por el TSE al Ministerio Público fue formulada «de manera general, porque en siete meses no se ha presentado ninguna prueba fehaciente».

«Con esta nueva acción, orientada a proscribir al MAS- IPSP e inhabilitar a todos los candidatos del pueblo en estas elecciones, la imparcialidad del TSE está en duda», señala el texto. Y añade que el organismo ha cedido a «presiones del régimen de facto, cuyo objetivo es prorrogarse en el poder».


El partido de Morales afirma que esto último se ratifica en la negativa de Áñez de promulgar la ley que establece que las elecciones se realizarán el 6 de septiembre de este año. Esa fecha fue establecida por ley ante la imposibilidad de desarrollar los comicios el pasado 2 de agosto, debido a la crisis del coronavirus.

Este mismo martes, Áñez consideró que las elecciones generales deberían postergarse por al menos uno o dos meses más para evitar «correr peligros» de contagios de covid-19. Y negó que su gestión haya adoptado una estrategia «prorroguista».

Asimismo, el MAS-IPSP denunció en el comunicado una serie de «amenazas, injerencias, conminatorias y presiones ejercidas por el gobierno de facto contra Órganos del Estado que son independientes, y a diferencia del Ejecutivo, gozan de legalidad y legitimidad democrática».

En ese sentido, el partido realizó un llamado a la comunidad internacional a «velar por la recuperación de la democracia en Bolivia, a condenar el intento de proscripción y evitar el recrudecimiento de la persecución, criminalización y represión».

Por su parte, el exmandatario Evo Morales denunció al Gobierno de facto en forma personal, al acusar a Áñez de presionar al TSE para que presente una querella «sobre un fraude inexistente».

Desde su cuenta de Twitter, el líder político aseguró que esto ocurre mientras «el mundo entero tiene informes independientes e irrefutables», que concluyen que el MAS ha ganado «limpiamente elecciones de 2019».

Be the first to comment

Deja un comentario