agosto 11, 2020

Foro de Sao Paulo, alternativa de lucha de América Latina y el Caribe

Brasilia-. La proyección estratégica de lucha para enfrentar la ofensiva neoliberal y conservadora, así como la necesaria unidad, solidaridad e integración de los pueblos dominaron hoy el encuentro virtual por los 30 años del Foro de Sao Paulo.

Mediante videoconferencia, los presidentes Miguel Díaz-Canel, de Cuba, Nicolás Maduro, de Venezuela, y Daniel Ortega, de Nicaragua, intercambiaron propuestas y reflexiones impregnados del pensamiento articulador que promovió siempre el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, y del poder movilizador del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Tras una breve presentación de Mónica Valente, secretaria ejecutiva del mecanismo de concertación de fuerzas progresistas de América Latina y el Caribe, Ortega comenzó el diálogo comentando que para eliminar la Covid-19 que afecta a nuestros pueblos tenemos que eliminar el virus mayor, el capitalismo. Es el capitalismo, es el neoliberalismo el virus mayor, insistió el líder del Frente Sandinista al analizar el contexto de la pandemia global de la Covid-19 ‘que está sacudiendo la economía mundial’.

Hay que acabar con ese virus, esencia misma del egoísmo y de la maldad, remarcó el gobernante nicaragüense.

Estamos seguros de que se está generando una nueva conciencia en el planeta sobre la necesidad de cambiar el modelo (capitalista), puntualizó.

Resaltó la solidaridad de la isla caribeña con los pueblos del mundo.

‘Más allá de las diferencias ideológicas, Cuba estuvo presente con sus brigadas médicas en Nicaragua cuando se produjo el terremoto en 1972’, evocó en alusión al terremoto que causó destrucción y muertes en el país centroamericano, pese a que no había ningún tipo de relación con el gobierno de Anastasio Somoza.

Ante este desastre natural, Cuba envió una brigada de 48 personas y más de 10 toneladas de diferentes materiales.

Por su parte, Maduro vaticinó la próxima llegada de una nueva ola de gobiernos progresistas en América Latina para hacer frente a la ofensiva neoliberal imperante en la región.

Ponderó la importancia de este espacio de convergencia política de la izquierda latinoamericana y mundial para dar continuidad a los procesos de unión e integración regional.

Vendrá, más temprano que tarde, una nueva ola de gobiernos progresistas que asuma la agenda integracionista de América Latina y el Caribe, aseveró el jefe de Estado.

‘Nosotros somos la continuidad de la historia grande de América Latina y el Caribe, el hilo histórico perfecto de los procesos de unión y liberación de nuestro continente’, subrayó Maduro al destacar el carácter incluyente del foro político fundado en julio de 1990 por Fidel Castro y Lula.

El Foro de Sao Paulo ha sido una gran fuerza democratizadora de la región, una gran fuerza de avanzada y la instancia más incluyente de partidos y movimientos del continente, subrayó Maduro, quien también rindió homenaje al líder de la Revolución bolivariana Hugo Chávez (1954-2013), en ocasión de celebrarse al aniversario 66 de su natalicio.

Tras saludos a los pueblos latinoamericanos y caribeños, Díaz-Canel aseguró que la experiencia en el enfrentamiento a la Covid-19 confirma que solo la cooperación y solidaridad internacional salvarán a la humanidad de esta crisis inédita en la historia.

Destacó la actuación de los equipos sanitarios de la nación caribeña en el combate contra el coronavirus SARS-CoV-2.

‘Suman ya 45 las brigadas del Contingente Henry Reeve contra desastres naturales y graves epidemias, que brindan colaboración en 38 países con tres mil 772 integrantes’, precisó.

Reveló que más de 255 mil 300 pacientes de la Covid-19 han sido atendidos por el personal de la mayor de las Antillas y las vidas salvadas ascienden a ocho mil.

A estos esfuerzos, se suman otros 28 mil colaboradores de la salud que se incorporaron al combate contra la pandemia en 58 países.

Hasta el momento, estos han atendido a 83 mil 268 pacientes de la enfermedad y salvado 13 mil 636 vidas, añadió.

‘El altruismo de nuestros profesionales de la salud molesta al imperio que, en lugar de atender la grave situación de sus ciudadanos contagiados, desata una campaña de descrédito contra la colaboración médica cubana’, denunció el mandatario cubano.

Sin embargo, agregó, desde Cuba continuaremos el camino independiente y soberano, con el pueblo como su principal protagonista.

Después de más de cuatro meses de enfrentamiento activo a la pandemia, dijo, en el país se lamentaron 87 pérdidas de vidas por esa causa, aunque no falleció ningún niño, embarazada o trabajador de la Salud.

‘No habrá pandemias, ni bloqueos, ni presiones imperiales que cambien nuestro rumbo hacia un socialismo próspero y sostenible, soberano e independiente’, subrayó.

En ese sentido, Díaz-Canel destacó la solidaridad de Venezuela, Nicaragua y el Foro de Sao Paulo frente a las agresiones y sanciones del gobierno de Estados Unidos.

Reconoció además el empeño de Lula y los dirigentes del Partido de los Trabajadores de Brasil al frente de la Secretaría Ejecutiva de la plataforma progresista.

Por último, convocó a las fuerzas políticas del foro a movilizarse unidos para enfrentar los nuevos desafíos, junto a los movimientos sociales y populares.

‘Hace 30 años, los agoreros de la desesperanza, entusiastas del mercado, voceros del pensamiento único, hicieron creer que había terminado la Historia. Aquí estamos los insumisos defensores de la esperanza, de otro mundo posible’, subrayó Díaz-Canel.

Esta celebración permite agradecer el apoyo del Foro a Cuba y la campaña desarrollada este año por el fin del bloqueo estadounidense, reconoció, acompañado en el encuentro por José Ramón Machado, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y el canciller Bruno Rodríguez.

Be the first to comment

Deja un comentario