julio 30, 2021

Gobierno estaría buscando impedir el voto de bolivianos en el exterior por creer que no favorecería a su candidata

En abierta injerencia en competencias del órgano electoral, según calificaron algunos analistas consultados por La Epoca, el gobierno a través del servicio diplomático y consular pretendería evitar el voto de los bolivianos en el exterior, especialmente de las colectividades residentes en la Argentina y Brasil, donde se encuentra el mayor conglomerado electoral externo.

La canciller Karen Longaric en entrevista a un diario local señaló que tiene informes de su representante en Brasil, el exministro Wilfredo Rojo, en sentido de que no sería posible realizar las elecciones en la fecha prevista, el 18 de octubre, por supuestas restricciones del estado brasileño a este tipo de actividades, sin respaldar sus declaraciones en ninguna disposición o comunicación oficial del gobierno brasileño.

Un comunicación de Rojo, dirigida a los funcionarios consulares en el vecino país, señala que “las medidas de las autoridades federales y la gobernación del distrito federal siguen restringiendo la aglomeración de la población… resultando por lo tanto imposible … llevar a cabo las elecciones de octubre en las instalaciones de esta Embajada”, péro no cita ni adjunta respaldo alguno.

De manera casi simultánea, el cónsul boliviano en Buenos Aires, Alberto Pinto, indicó que aún el Tribunal Supremo Electoral no ha relevado a los anteriores funcionarios de esa entidad en la capital bonaerense. La canciller, sin aclarar las expresiones de su funcionario, prefirió reclamar la falta de respuesta a comunicaciones suyas de parte del gobierno argentino sobre la situación de Evo Morales en ese país, queriendo vincular ese hecho como un elemento que podría determinar problemas en la realización de las elecciones bolivianas en el vecino país.

Sin embargo, no hizo referencia a la declaraciones del funcionario consular que son una evidente intromisión en las tareas del órgano electoral, ya que esos funcionarios, como lo reconoce el mismo Pinto, dependen del TSE. El gobierno argentino, desde la asunción de Alberto Fernández a la primera magistratura en diciembre del pasado año, ha manifestado en varias oportunidades su desconocimiento al gobierno de Añez por considerar que este es resultado de un golpe de estado. Sin embargo, funcionarios diplomáticos argentinos aseguraron que brindarán a las autoridades electorales toda la cooperación y garantías requeridas para la verificación de los comicios.

Sectores oficialistas plantearon, en reiteradas oportunidades, no solo la postergación de las elecciones sino también la aprobación de una nueva distribución de escaños en la cámara de diputados y la anulación del voto de los bolivianos residentes en el exterior. Las declaraciones de la canciller y la actuación de funcionarios consulares invadiendo competencias del órgano electoral, parecen apuntar a este último aspecto.

Lo cierto es que el voto de bolivianos en Brasil y Argentina, países donde las comunidades bolivianas son muy importantes por su número, puede constituir un factor desequilibrante en cualquier votación. En la Argentina la comunidad boliviana está compuesta por alrededor de medio millón de personas en forma legal, aunque este número fácilmente podría duplicarse por quienes no han formalizado su situación, constituyéndose en la segunda comunidad extranjera más importante ese país.

Si bien en elecciones anteriores la cantidad de votantes no reflejó la cantidad de residentes en este país, esto se habría debido a una deficiente organización especialmente en las labores de empadronamiento, según declararon referentes bolivianos en la capital argentina. Sin embargo, la comunidad, especialmente en Buenos Aires, ha mantenido una votación ampliamente favorable al Movimiento al Socialismo, En las elecciones de octubre de 2019, Evo Morales obtuvo 80 mil votos contra 8 mil del candidato Carlos Mesa que resultó segundo en la votación, razón por la que en círculos oficialistas no se se vería con malos ojos que esta no se realice.

En Brasil, donde se encuentra otra importante comunidad de residentes bolivianos, especialmente localizados en el estado de Sao Paolo, estarían habilitados para sufragar alrededor de cincuenta mil ciudadanos. En las elecciones del pasado año, el MAS logró más de 31 mil votos equivalentes al 70 por ciento del electorado, en tanto Mesa obtuvo 2.900 menos del 10 por ciento.
Aun cuando la canciller Longaric aseveró que cada país adopta medidas para contener la Covid y señaló que solo se limitan a mantener informado al TSE con estas medidas, también expresó, en coincidencia con algunos de sus funcionarios, su preocupación porque el TSE no cambió a anteriores funcionarios electorales en el exterior, cuando este tema no corresponde al órgano ejecutivo ni a sus dependientes diplomáticos o consulares, por la independencia establecida constitucionalmente para el Organo Electoral y su tribunal.

El candidato a la presidencia por el Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, exigió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) garantizar el voto en Brasil y en el resto de los países del exterior de cara a las elecciones del próximo 18 de octubre.

“Exigimos el respeto al derecho político del voto de nuestros compatriotas bolivianos en Brasil y en el resto de países donde está habilitada la votación. El TSE debe garantizar este ejercicio democrático adecuando sus protocolos a las normas de bioseguridad de cada país”, señaló Arce a través de su cuenta de Twitter.

Be the first to comment

Deja un comentario