diciembre 5, 2021

Fiscal de Bolivia pide acción policial por hechos vandálicos en Sucre

La Paz-. El fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, pidió hoy a la Policía la detención de los atacantes a la Fiscalía General del Estado, con sede en la ciudad de Sucre, quienes ocasionaron daños considerables a la instalación.

Esos grupos vandálicos vinieron con la consigna particular de dañar el patrimonio del Ministerio Público, generar violencia e interrumpir los servicios que presta la institución, dijo Lanchipa a la prensa.

Medios locales de prensa identifican como autores de los hechos a militantes del Movimiento Juvenil Coachala (MJC), grupo violento que alcanzó notoriedad en el contexto del golpe de Estado contra Evo Morales tras las elecciones de 2019.

Las acciones del MJC buscan la renuncia de Lanchipa, a quien acusan de estar parcializado a favor del Movimiento al Socialismo (MAS), y de acuerdo con el diario Correo del Sur, hizo público su deseo de que la dimisión ocurra antes de las elecciones generales del 18 de octubre.

Desde este lunes integrantes del referido movimiento rodearon la referida institución y ante la indiferencia a sus demandas pasaron a la violencia que además de las afectaciones a la infraestructura puso en riesgo la integridad física de quienes allí laboran.

Las muestras de rechazo no se hicieron esperar, y en las redes sociales reprochan a la Policía por permitir que la situación llegara a ese grado de violencia.

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, expresó la preocupación de su oficina por la escalada y expresó su deseo de que los comicios se desarrollen de forma pacífica.

Además llamó la atención sobre la permisibilidad de la Policía hacia los manifestantes durante horas, tiempo suficiente para causar daños considerables a la sede de la Fiscalía General del Estado.

En las redes sociales varios internautas fueron más directos al catalogar a los vándalos de ‘paramilitares’ y ‘salvajes’ y señalar que son financiados por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, opositor radical a todo los que se relacione con el MAS.

Por su parte el secretario general de la Fiscalía, Edwin Quispe, respaldó la legitimidad de Lanchipa como fiscal general de Bolivia y expresó que las protestas representan a un pequeño sector de la sociedad.

‘El Fiscal General es una autoridad legítima, legalmente posesionada y no va a atender este tipo de solicitudes debido a que no son legítimas y, además, ni siquiera responde a los intereses de la población’, enfatizó.

Lanchipa fue designado fiscal general del Estado por la Asamblea Legislativa Plurinacional, en la cual el MAS es mayoría, instancia a la que corresponde dicha responsabilidad según lo establecido en la Constitución del país suramericano.

Be the first to comment

Deja un comentario