noviembre 24, 2020

Anuncian en Bolivia proceso judicial contra golpistas por masacres

La Paz-. El Movimiento Al Socialismo (MAS) prepara un proceso judicial contra la presidenta de facto, Jeanine Áñez, y varios ministros por las masacres de Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), informó hoy una fuente oficial.

El jefe de la bancada del MAS en el Senado, Omar Aguilar, dijo que concretarán el juicio por responsabilidades después de la toma de posesión de Luis Arce y David Choquehuanca como presidente y vicepresidente, respectivamente, prevista para el 5 de noviembre próximo.

Aguilar anunció otras demandas judiciales por hechos de corrupción como la compra irregular de respiradores artificiales no aptos para pacientes con la Covid-19. ‘Ese informe ya ha sido remitido al Ministerio Público, donde la investigación tiene que seguir’, declaró al diario Página Siete.

La Asamblea Legislativa Plurinacional recibirá el 21 de octubre próximo el informe final de la comisión mixta, presidida por el diputado Víctor Borda, y posteriormente se decidirá si proceden contra Áñez, su gabinete de ministros, jefes policiales y militares.

‘En este caso es la Asamblea la que va a determinar las responsabilidades respecto a estas muertes. Nosotros ya hemos concluido la fase de entrevistas y declaraciones, y esta semana vamos a elaborar el informe’, precisó Borda.

El legislador por el MAS, confirmó que el informe registra 37 muertos en los conflictos de Ovejuyo y Senkata (La Paz), Huayllani (Sacaba), Montero (Santa Cruz) y Betanzos (Potosí).

De los fallecidos, 27 fueron por proyectiles de bala, algunos con calibre 22, otros con calibre 5,5 milímetros y calibre 7,62, agregó.

El 15 de noviembre pasado un enfrentamiento entre movilizados que rechazaban el golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales y la Policía en el puente de Huayculli dejó un saldo de cinco fallecidos y decenas de heridos.

La represión contra manifestantes opuestos al gobierno de facto durante una operación policial-militar para desbloquear las rutas desde la planta de gas de Senkata, cuatro días después, dejó un saldo de 10 muertos.

Los hechos documentados por la misión de observación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos desplegada en Bolivia fueron calificados como graves violaciones de los derechos humanos.

Be the first to comment

Deja un comentario