diciembre 3, 2020

Restituyen a ministro en Bolivia, en busca de inmunidad

La Paz-. La presidenta de facto boliviana, Jeanine Áñez, restituyó hoy como ministro de Gobierno a Arturo Murillo, solo un día después de haberlo cesado de sus funciones.

Murillo debía responder por el escándalo de la compra de armamento con irregularidades y materiales antidisturbios para la Policía, sin embargo, su destitución fue revocada para, según aseguran los expertos, darle algún grado de inmunidad.

Según el grupo El Deber, la diputada Lidia Patty Mullisaca presentó un recurso ante la Fiscalía, para exigir la aprehensión de Murillo y evitar que abandone el país, tras la victoria del Movimiento al Socialismo (MAS) en las elecciones generales del domingo último.

Vale recordar el apoyo de Murillo al golpe de Estado de noviembre de 2019, que provocó el derrocamiento del líder del MAS, Evo Morales, y propició el ascenso al poder de Áñez.

Mullisaca aseguró que existen elementos suficientes para imputar a Murillo formalmente ante la corte.

De acuerdo con la senadora, con la solicitud de aprehensión contra Murillo se pretende ‘garantizar su presencia en el proceso por la supuesta compra irregular de armamento no letal para la Policía y las Fuerzas Armadas, en noviembre del año pasado’.

Este martes, Áñez también restituyó en su cargo al ministro de Educación, Deportes y Culturas Víctor Hugo Cárdenas, quien había sido cesado por la cancelación de las labores educativas durante la pandemia de la Covid-19.

Todos estos movimientos quirúrgicos, recalcan los expertos, persiguen darles inmunidad a estos políticos, que formaron parte del Gobierno de facto de Áñez y manifestaron su lealtad absoluta con la cabecilla del golpe militar.

El domingo, en las elecciones generales, el candidato del MAS, Luis Arce, ganó la carrera por la presidencia por amplia ventaja sobre sus opositores, de acuerdo con todas las empresas relacionadas con los sufragios.

Ahora mismo, con el 71,33 por ciento de las actas computadas, Arce lidera la votación oficial con el 52,10 por ciento, por delante del expresidente Carlos Mesa (30,74).

Precisamente, Mesa dio por buena la victoria de Arce y el MAS en las elecciones del domingo, un triunfo que fue reconocido incluso por Estados Unidos.

Be the first to comment

Deja un comentario