noviembre 24, 2020

Derecha inconforme ante victoria electoral del MAS en Bolivia

La paz-. La derecha boliviana se muestra inconforme hoy con la contundente victoria del Movimiento al Socialismo (MAS) en las recientes elecciones generales, al superar el cómputo necesario para imponerse en primera vuelta.

En varias ciudades del país los opositores al MAS se manifestaron en contra del resultado con la quema de llantas, lanzamiento de petardos y fogatas, en un intento de desconocer los resultados validados por el conteo oficial de votos del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El resultado oficial definitivo será anunciado hoy por el TSE, pero es solo trámite legal obligatorio, y de acuerdo con los datos preliminares, el candidato presidencial por el MAS, Luis Arce, supera el 54 por ciento de los votos válidos, mientras que el aspirante de la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, su rival más cercano, reúne solo 29,35 puntos porcentuales.

También, conforme al escrutinio parcial, el MAS tendría mayoría en ambas cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional (parlamento).

Las urbes de Santa Cruz, Oruro, Cochabamba y Sucre son escenario de protestas opositoras, que transcurren desde la víspera en las inmediaciones de las respectivas sedes del TSE y bajo estricta vigilancia de las fuerzas del orden.

Los manifestantes exigen una auditoria al asegurar que los resultados son producto del fraude; sin embargo, las cifras son contundentes, como muestran todos los medios de prensa, sin distinción, mientras el conteo de votos fue público y los diferentes grupos de observadores coincidieron en señalar la transparencia y tranquilidad de los comicios.

Expertos explican que bajo esas condiciones es casi imposible realizar fraude, de ahí el llamado a respetar los resultados de las elecciones.

Asimismo, los candidatos opositores al MAS aceptaron su derrota el propio domingo y desearon una buena gestión al próximo gobierno que encabezarán Luis Arce y David Choquehuanca, en calidad de presidente y vicepresidente, respectivamente.

Be the first to comment

Deja un comentario