noviembre 26, 2020

‘El voto al MAS demostró rechazo a Almagro, EEUU y golpistas’

Una exministra de Bolivia dice que el voto al MAS del pueblo boliviano demostró su rechazo a la derecha golpista y sus aliados; es decir, Luis Almagro y EE.UU.

En una entrevista concedida este miércoles a HispanTV, Ana Teresa Morales, exministra de Desarrollo Productivo de Bolivia, ha abordado la contundente victoria de Luis Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), en las elecciones generales celebradas el domingo pasado en el país sudamericano.

Este triunfo, ha subrayado la entrevistada, demostró que fueron falsas las acusaciones, avaladas por el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sobre fraude en los comicios de octubre de 2019.

“Está claro que, en el año 2019, se unieron varios intereses para gestar un golpe de Estado, tras las elecciones del 20 de octubre”, ha censurado la política boliviana y explicado que el “fraudulento informe de la OEA” establecía que había por lo menos 40 mesas, en las cuales había irregularidades, pero, al comparar los resultados de esas mesas del año pasado con los de ahora se ve que, en realidad, el MAS ha obtenido esta vez la misma votación incluso más, ha subrayado.

Eso pone en evidencia que “Luis Almagro ha operado, deliberadamente, contra el Gobierno de Evo Morales para acusarlo de un fraude que no existió jamás y, sobre la base de la acusación de fraude, sus aliados internos, la derecha boliviana, se prestaron al juego, junto con Almagro, y armaron un golpe de Estado, que derrocó al presidente Evo Morales”, ha recriminado.

Tras alabar la decisión de Evo Morales de salir del país para evitar un mayor derramamiento de sangre, la exministra ha lamentado que “efectivamente hubo muertos y esos muertos son responsabilidad única y exclusivamente de Luis Almagro y de los golpistas bolivianos y sus aliados que hasta el domingo fueron candidatos y que el pueblo boliviano les mostró su rechazo”, ha señalado.

En esta misma línea, ha insistido en que “no hubo fraude en 2019. Lo del 2019 fue un golpe de Estado gestado por la derecha boliviana, seguramente, con el asesoramiento de la embajada de EE.UU., pero validado con la firma de Luis Almagro, que asumía la idea del fraude, pero que hoy se ha desmentido”.

Arce logró hacerse con la victoria en la primera vuelta de las elecciones con el 52,4 % de los votos, muy por encima del 31,5 % de su inmediato rival, Carlos Mesa, de la Comunidad Ciudadana (CC). La victoria del MAS constituye un duro revés para EE.UU., pues se produjo 363 días después del golpe de Estado orquestado por la oposición y apoyado por Washington contra Evo Morales.

Be the first to comment

Deja un comentario